“Sólo los amantes sobreviven” la nueva película de Jim Jarmusch

Por Mr. G

Only_Lovers_Left_Alive_Portada

Ya se estrenó la nueva película del director Jim Jarmusch, llamada “Sólo los amantes sobreviven” donde retrata la historia de amor entre dos vampiros amenazados por la brutalidad del siglo XXI.

review-Only-Lovers-Left-Alive

El periodista, poeta, músico y uno de nuestros directores favoritos Jim Jarmusch, es una de las figuras principales del cine independiente norteamericano; desde su debut en 1980, con su ópera prima “Permanent Vacation”. Su estilo ha sido uno de los precursores del cine indie, demostrado en filmes como “Stranger Than Paradise” en 1984 y “Down by Law”en 1986.

imagen129743g

En su más reciente filme narra la historia de los personajes Eve interpretado por Tilda Swinton y Adam protagonizado por Tom Hiddleston, dos amantes vampiros que viven separados a miles de kilómetros. Él es un bohemio compositor underground oculto en una vieja casona en Detroit; y ella es la amiga del anciano Christopher Marlowe, protagonizada por el actor John Hurt. A lo largo de la película se desenvuelve el drama que fusiona el amor y la comedia como sólo Jarmusch sabe hacerlo.

imagen129740g

El filme no es un respuesta a la invasión cultural y mediática del vampiro; es más bien un ensayo sobre la influencia del amor dentro de las relaciones personales y del arte. La película fue filmada en Estados Unidos, Alemania, Chipre, Francia y Reino Unido.

solo

No te puedes perder este filme que se proyecta en México durante la 57 Muestra Internacional de la Cineteca Nacional. Más información aquí:

imagen129749g

Ve el trailer de la película:

 

Fuente: Glits

Lista de nominados a los Spirit Awards

Birdman compite en seis categorías y Only Lovers Left Alive en dos

birdman

Con información de  Notimex y EFE

La organización Film Independent anunció hoy las nominaciones para la 30 edición de los premios Spirit del cine independiente.

El anuncio de los candidatos fue realizado por los actores Rosario Dawson y Diego Luna desde el hotel W, en Hollywood.

Los ganadores se darán a conocer el próximo 21 de febrero, un día antes que los Óscar, en una gala organizada en la playa de Santa Mónica (California, EU).

A continuación la lista completa de nominados a los Premios Spirit a lo mejor de las producciones independientes de 2014.

 

MEJOR PELÍCULA

Birdman or (The Unexpected Virtue of Ignorance)

Boyhood

Love is Strange

Selma

Whiplash

 

DIRECTOR

Damien Chazelle (Whiplash)

Ava DuVernay (Selma)

Alejandro González Iñárritu (Birdman or The Unexpected Virtue of Ignorance)

Richard Linklater (Boyhood)

David Zellner (Kumiko, The Treasure Hunter)

 

MEJOR GUIÓN

Scott Alexander & Larry Karaszewski (Big Eyes)

J.C. Chandor (A Most Violent Year)

Dan Gilroy (Nightcrawler)

Jim Jarmusch (Only Lovers Left Alive)

Ira Sachs & Mauricio Zacharias (Love is Strange)

 

MEJOR PRIMER LARGOMETRAJE

A Girl Walks Home Alone at Night / Ana Lily Amirpour

Dear White People / Justin Simien

Nightcrawler / Dan Gilroy

Obvious Child / Gillian Robespierre

She’s Lost Control / Anja Marquardt

 

MEJOR PRIMER GUIÓN

Desiree Akhavan / Appropriate Behavior

Sara Colangelo / Little Accidents

Justin Lader / The One I Love

Anja Marquardt / She’s Lost Control

Justin Simien / Dear White People

 

PREMIO JOHN CASSAVETES (PRODUCCIÓN REALIZADA CON MENOS DE 500 MIL DÓLARES)

Blue Ruin

It Felt Like Love

Land Ho!

Man From Reno

Test

 

MEJOR ACTRIZ

Marion Cotillard / The Immigrant

Rinko Kikuchi / Kumiko, The Treasure Hunter

Julianne Moore / Still Alice

Jenny Slate / Obvious Child

Tilda Swinton / Only Lovers Left Alive

OLLA Yahoo 01

MEJOR ACTOR

André Benjamin / Jimi: All Is By My Side

Jake Gyllenhaal / Nightcrawler

Michael Keaton Birdman or (The Unexpected Virtue of Ignorance)

John Lithgow / Love is Strange

David Oyelowo / Selma

 

ACTRIZ DE REPARTO

Patricia Arquette / Boyhood

Jessica Chastain / A Most Violent Year

Carmen Ejogo / Selma

Andrea Suarez Paz / Stand Clear of the Closing Doors

Emma Stone / Birdman or (The Unexpected Virtue of Ignorance)

 

MEJOR ACTOR DE REPARTO

Riz Ahmed / Nightcrawler

Ethan Hawke / Boyhood

Alfred Molina / Love is Strange

Edward Norton / Birdman or (The Unexpected Virtue of Ignorance)

J.K. Simmons / Whiplash

 

CINEMATOGRAFÍA

Darius Khondji / The Immigrant

Emmanuel Lubezki / Birdman or (The Unexpected Virtue of Ignorance)

Sean Porter / It Felt Like Love

Lyle Vincent / A Girl Walks Home Alone at Night Bradford Young

Bradford Young/ Selma

 

EDICIÓN

Sandra Adair / Boyhood

Tom Cross / Whiplash

John Gilroy / Nightcrawler

Ron Patane / A Most Violent Year

Adam Wingard / The Guest

 

DOCUMENTAL

20,000 Days on Earth / Iain Forsyth & Jane Pollard

CITIZENFOUR / Laura Poitras

Stray Dog / Debra Granik

The Salt of the Earth / Juliano Ribeiro Salgado & Wim Wenders

Virunga / Orlando von Einsiedel

 

PELÍCULA EXTRANJERA

Force Majeure (Suecia)

Ida (Polonia)

Leviathan (Rusia)

Mommy (Canada)

Norte, the End of History (Filipinas)

Under the Skin (Reino Unido)

 

PREMIO ROBERT ALTMAN (PREMIO AL DIRECTOR, DIRECTOR DE ELENCO Y ELENCO)

Inherent Vice
Director: Paul Thomas Anderson
Director de elenco: Cassandra Kulukundis
Elenco: Josh Brolin, Martin Donovan, Jena Malone, Joanna Newsom, Joaquin Phoenix, Eric Roberts, Maya Rudolph, Martin Short Serena Scott Thomas, Benicio Del Toro, Katherine Waterston, Michael Kenneth Williams, Owen Wilson, Reese Witherspoon

 

PREMIO DISTINCIÓN ESPECIAL

Foxcatcher
Director/Productor: Bennett Miller
Productores: Anthony Bregman, Megan Ellison, Jon Kilik
Guión: E. Max Frye, Dan Futterman
Elenco: Steve Carell, Mark Ruffalo, Channing Tatum

 

Fuente: El Universal

Muestra: Sólo los amantes sobreviven ~ Reseña de Excélsior

olla_cas1

Por Lucero Solórzano

Hace años tuve la oportunidad de estar en la ciudad de Detroit. Ya había sucedido la grave crisis económica que golpeó arteramente su actividad económica. Era como una ciudad fantasma en la que se recorrían sus calles y avenidas encontrando locales cerrados, aparadores tapiados, poca gente caminando, escasos automóviles.

Esta ciudad del noreste norteamericano es el escenario idóneo para una historia como Sólo los amantes sobreviven (Only lovers left alive, Alemania-Grecia-Estados Unidos, 2013), escrita y dirigida por el cineasta independiente norteamericano Jim Jarmusch, quien, a pesar de su muy dispareja filmografía, sigue dando gratas sorpresas como es el caso de esta cinta que forma parte de las 14 que integran la Muestra 57 de la Cineteca Nacional, y que está próxima a tener su estreno comercial.

El relato se inicia precisamente en Detroit en donde vive Adam, un vampiro deprimido, desmotivado por completo. Su único interés es la música y ejecuta varios instrumentos. Mientras tanto en Tánger, ciudad del norte de Marruecos, en el estrecho de Gibraltar, camina por sus solitarias calles una mujer misteriosa de larga y abundante cabellera rubia, casi blanca: Eve, quien visita periódicamente a su amigo Christopher Marlowe, el poeta del periodo isabelino al que algunos atribuyen la autoría de algunas obras de Shakespeare y que está interpretado por John Hurt.

El gran acierto de Jarmusch para la realización de esta película está en sus protagonistas: Adam es Tom Hiddleston, un actor inglés, de casi 1.90 de estatura, pálida piel casi transparente, que en la pantalla y caracterizado parece no tener edad, podría tener 35 años, o como buen vampiro, muchos siglos a cuestas. Es el gran villano, Loki, en Thor.

Lo mismo sucede con Tilda Swinton, también de origen inglés, de aspecto a veces andrógino, gélido, pero de enorme potencia en la pantalla. Con Hiddleston comparte esa cualidad de “no tener edad”, y es igualmente convincente como otro vampiro que lleva siglos vagando por el mundo. A diferencia de él, Eve es más cálida, le busca el lado bueno a esa condena de deambular por los siglos de los siglos.

Encerrado siempre en la oscuridad, Adam se dedica a componer música que acaba siendo escuchada en círculos muy alternativos, distantes a él, donde es muy apreciado sin que parezca ser algo que a él le preocupe. Vive en un departamento desordenado y lleno de cosas que ha juntado en el tiempo. Está totalmente desmoralizado y decide buscar a Eve, que ha sido su amante intermitente a lo largo de la eternidad que han ido compartiendo en la Tierra, sin estar muertos, pero tampoco vivos.

Sólo los amantes sobreviven tiene numerosas referencias culturales como es la presencia de Marlowe, y la mención de muy ilustres conocidos de la pareja de amantes como Galileo, Copérnico, Darwin, etc.

El gran drama radica además en que cada vez tienen mayor dificultad para conseguir la sangre que los alimenta, y cuando la consiguen está contaminada. Son muy del humor negro de Jarmusch las secuencias de Adam entrando a un hospital disfrazado como médico con un gafete que a veces dice Doctor Fausto, otras Doctor Caligari, y comprar clandestinamente pequeñas y carísimas dosis de sangre.

La lánguida y en cierta forma apacible convivencia de Adam y Eve, se trastorna con la llegada de la hermana de ella, Ava, también muy bien Mia Wasikowski, una vampira caprichosa, que hace lo que quiere, y rompe códigos de cuando en cuando.

Si usted busca una historia más de vampiros fantasmagóricos, con ríos de sangre, devoradoras mordidas, crucifijos, ataúdes herrumbrosos y demás lugares comunes del género, ésta no es su película. En cambio Sólo los amantes sobreviven es un filme pausado con muy buenos diálogos, casi contemplativo, de ritmo lento, espléndida fotografía y un alto sentido de la estética en la iluminación, y que representa también un repunte en esa irregular carrera de Jim Jarmusch.

Muy recomendable.

 

Fuente: Excélsior

57 Muestra | ‘Sólo los amantes sobreviven’: El eterno desencanto

solo

Posted by Butaca_Ancha

Mito genial, atrayente encarnación de los deseos más oscuros del ser humano… desde el punto de vista del romanticismo, los vampiros representan una ferozmente ambigua idealización de la autonomía y un ominoso culto a lo oniríco, en abierta oposición a la esencia racional de los postulados de la Ilustración del siglo XVII. Desde sus inicios, el vampirismo ha sido uno de los temas más abordados por el celuloide; no obstante, en las antípodas de la legendaria figura del Conde Drácula y cientos de semejantes que por décadas mostraron a estas —fundamentalmente tenebrosas— criaturas de la noche como una fuerza natural sedienta de sangre, el cine de vampiros ha transitado —o se ha visto afectado, más bien— en los últimos años por diversos fenómenos que, lejos de representar una novedosa puesta al día del género, le han restado a éste buena parte de su siniestro atractivo primario, trastornando la mítica imagen del sanguinario depredador nocturno a una edulcorada alegoría en tono de parodia progresista, privilegiando los rasgos más insustancialmente “sexy” e incluso “filantrópicos” de estos seres, en aras del comercialismo más ramplón, lo que se ha traducido en exitosas y alarmantemente convencionales franquicias pensadas para el beneplácito de aquellas audiencias fácilmente impresionables y, cosa curiosa, la gran mayoría compuesta por jóvenes exudando un profuso nivel de estrógeno.

Adam (Tom Hiddleston) es un apático músico underground, quien por voluntad propia, vive aislado del mundo en su lóbrego departamento en Detroit. Abstraído en sus emociones, ve transcurrir el agobiante paso del tiempo mientras compone, interpreta, graba y guarda celosamente para sí mismo sus canciones. Sus únicos contactos con el exterior son la presencia de Ian (Anton Yelchin), un joven melómano proveedor de instrumentos musicales y objetos varios —el cual profesa una entusiasta admiración por su ermitaño ídolo— y las videoconferencias que sostiene a larga distancia desde la enigmática ciudad marroquí de Tánger con su esposa Eve (Tilda Swinton), apasionada del arte y lectora voraz cuya equilibrada personalidad, si bien contrasta con el melancólico temperamento del músico, comparte con él un rasgo en común: ambos son una milenaria pareja de vampiros, cuya precaria estabilidad emocional será puesta a prueba con la reaparición deAva (Mia Wasikovska) la impredecible hermana menor de Eve.

De entrada, Sólo los amantes sobreviven (Only Lovers Left Alive, 2013), el trabajo más reciente del reconocido realizador independiente Jim Jarmusch, no se diferencia demasiado de los banales planteamientos de otras cintas recientes alrededor del tema, así como tampoco la anécdota logra destacarse por su originalidad. En muchos aspectos —además del vampirismo, claro— el asunto luce bastante similar al abordado por Tony Scott hace 30 años en El ansia (The Hunger, 1983), aunque cabe destacar ciertas diferencias importantes entre los dos films. El Adam de Hiddleston comparte con el John Blaylock encarnado por David Bowie su pasión por la música, su añoranza por los tiempos pasados, su desencanto hacia la monotonía del pensamiento del mundo moderno y la mediocridad de la sociedad en general. Si en Blaylock lo que despertaba sentimientos de burla era la superficialidad de las teorías científicas sobre la inmortalidad, lo que le causa aversión a Adam es la incapacidad del ser humano para apreciar y reconocer los logros alcanzados por aquellos hombres dedicados al arte y la ciencia —a quienes rinde homenaje bautizando con sus nombres las inusuales guitarras eléctricas que Ian le consigue. Por su parte, la Eve de Tilda Swinton y la Miriam de Catherine Deneuve comparten el mismo sentido de ética, el gusto por el arte y una madurez superior a la de sus contrapartes masculinas, proveniente de la capacidad de ambas mujeres para adaptarse mejor al entorno de la época –durante sus videoconferencias, Eve usa un Iphone, mientras Adam utiliza un ecléctico sistema analógico para poder ver a Eve a través de un antiguo televisor de bulbos—, lo que les confiere a estas milenarias vampiresas la autoridad emocional para guiar de la mano a sus inestablemente frágiles parejas por los océanos del tiempo.

En todo caso, quizás el principal mérito de la película de Jarmusch reside en el modo en que juega con las convenciones del género (como el orgásmico placer experimentado por los protagonistas al ingerir sangre, y la manera poco ortodoxa en que consiguen el vital líquido mediante su compra clandestina en laboratorios), además de su atinado uso de las especulaciones históricas (en el film, Adam resulta ser el verdadero autor de un quinteto de cuerdas de Franz Schubert), aderezando el asunto con algunas referencias musicales (Adam se confiesa admirador de la obra del compositor barroco William Lawes y del rockero Eddie Cochran) y cinematográficas, como la confusión que siempre provoca la falsa identidad de Adam —“Se te ve muy palido, doctor… ¿Strangelove? ¿Caligari?”— en el médico residente que le provee de sangre. Sobrevivientes del Periodo Isabelino y del Romanticismo del siglo XVIII, la inmortal pareja de esposos y su amigo Christopher Marlowe (John Hurt), el rival de Shakespeare, simbolizan el espíritu rebelde y contestatario de dicho movimiento, renegando de cualquier normativa o tradición cultural que atente contra su libertad creativa y existencial en un mundo cínico e indiferente ante la innovación (retratado mediante el depresivo esplendor visual de la lente de Yorick de Saux), escasamente poblado por seres ahogados en sus propios temores —a quienes Adam e Eve llaman despectivamente zombis— y la procacidad inherente de aquellos, la cual invadirá súbitamente el hábitat de los amantes mediante la incómoda irrupción de Ava, la irresponsable y eterna vampiresa adolescente, quien no tarda en poner de cabeza el tenue equilibrio cotidiano de los cónyuges.

Nuevo manifiesto de principios por parte de Jarmusch y de sus filias autorales, Sólo los amantes sobreviven vuelve a confirmar (y esto a pesar de sus limitaciones) la interesante refutación del cineasta hacia los modelos usuales de la representación temática por cortesía del cine estadounidense, y su congruente búsqueda de soluciones estéticas afines a sus inquietudes, aunque esto implique que el jardín de Adan y Eva sea, para bien o para mal, despojado de su lacerante inocencia sin remedio.

 

Fuente: Butaca Ancha

Coquetear con lo eterno: reseña de ‘Only lovers left alive’

OLLA_00568

Por Nico Ruiz

El vampiro, vaya figura. Cuestión de pesadilla y fascinación, la imagen del vampiro siempre ha sido asociada con la muerte, las fuerzas diabólicas, las noches oscuras y la neblina de lejanos castillos medievales. El vampiro es esa figura recurrente hasta la burla, tan común como romántica, que nos hace soñar con las pesadillas detrás de toda sombra y las maravillas de la vida eterna.

Porque ahí está el meollo de la fascinación con los vampiros, desde las figuras medievales a Anne Rice, pasando por la seriedad epistolar de Bram Stoker y la genial película de Murnau: el vampiro encarna el mal al perforar lo prohibido, cuando se extiende más allá de lo que nos permite nuestra naturaleza –o Dios, si alguien lo quiere llamar así-, burlándose de la vida del alma con la presencia eterna del cuerpo. Los vampiros, como seres inmortales, se mofan de la promesa divina, se elevan más allá de nuestra moral pequeña, se burlan de ella como de nuestras cortas vidas. El vampiro es entonces, en un mismo paquete, un ser ajeno a la vida humana con todas sus ataduras morales, y a la muerte tan pesada, tan presente, con todas sus limitaciones físicas.

La vida del hombre está hecha así; de tal forma que veamos al mundo como algo que se desarrolla lentamente, paso a paso, durante tanto tiempo: ese tiempo que no es sino el más pequeño apéndice en la historia de la tierra, aún menor en la galaxia, ínfimo en el cosmos, y que nos parece la eternidad misma. Jarmusch llega, en esto, para hurgar, algo más adentro, algo más moderno, de forma algo más pretenciosa, esta enorme figura milenaria y todas sus implicaciones inmortales: la fascinación, el poder, la moral, el tiempo.

Only Lovers left Alive es una película que Jarmusch sólo hubiera podido hacer ahora: éste no es el mismo director de Permanent Vacation (1980), Night on Earth (1991), Down by Law (1986) y Dead Man (1995). Aquí lo sobrenatural no es un coqueteo entre exotismo e impulso colonizador, aquí no hay la misma visión a ras de piso de la vida desenfrenada o la miseria asfixiante, aquí el humor es distinto, de tiempo refinado. Porque para esta película Jarmusch parece despojarse del ojo humano para pegarse al ojo inmortal, al ojo viejo, admirativo y cansado, de los vampiros. A través de ese ojo, el abandono de Detroit se convierte en la belleza del despojo humano, de los paisajes siniestramente liberados, de nuestro fracaso como especie; Tánger (Marruecos) encuentra su vieja gloria con pasadizos, barcos varados, té y pipas de agua; en la noche se desayuna y en la mañana se cena; el hambre se convierte en sed y la comida en éxtasis de sustancias –oh sí, en esta representación la sangre es, al mismo tiempo, alimento y droga.

Ésta es una representación de vampiros que pasa por el filtro de siglos de historia y de conciencia histórica: ya se agotaron los sueños románticos, las pesadillas góticas y el renacimiento de lo diferente que amenaza. Estos vampiros son vampiros contemporáneos, con verdadera sustancia y no meras excusas de romance o gore. Se nota la experiencia en estos seres creados por Jarmusch; se nota el humor ácido del conocimiento, los siglos pasados con goce y curiosidad, el único amor eterno posible, ese que no puede separar a los amantes con la muerte. La trama de la película gira en torno a Adam (Tom Hiddleston) y Eve (Tilda Swinton) –y luego podemos curiosear alrededor de estas sugerencias-, una pareja de vampiros y sus vidas cotidianas en un mundo moderno carcomido por los hombres. Ahí observamos cómo su privacidad segura se ve amenazada por la creciente necesidad de comunicación, la dificultad para conseguir sangre sin ninguna contaminación (enfermedades, sustancias, impurezas, etc.) a pesar de los avances médicos, la nostalgia, la distancia.

olla_morbido

Pero lo interesante aquí es cómo Jarmusch logró combinar a la perfección lo contemporáneo de la historia desde una perspectiva completamente extraña como la de un ser inmortal. Y no me refiero a las múltiples referencias históricas, literarias, o musicales, sino a los detalles discretos. Por ejemplo, que estos seres, poco preocupados por un futuro, desprecian el dinero: lo tienen a montones y lo tiran como sea, lo regalan, gastan a crédito, sobrepagan. Y también el conocimiento como marca temporal. Porque Jarmusch quiso explorar más allá estos detalles apuntados -pero olvidados en profundidad- de las historias con inmortales a través de los mayores dones que regala el tiempo: la sabiduría y la erudición. El primer término siempre más tratado, en toda historia, y que sugiere que los viejos saben más de la vida que el resto de los mortales; el segundo, mucho más sencillo, como acumulación de conocimiento en una larga carrera de experiencias. Se puede ser erudito, haber cultivado un enorme conocimiento, y no ser, en lo absoluto, sabio. Los vampiros de Jarmusch, en esta representación tan apegada a la visión inmortal que podrían tener, se pelean entre un conocimiento enorme, creado por el tiempo, la curiosidad de la eternidad, de los logros de esa pequeña especie que les sirve de botana, y la difícil sabiduría que, después de siglos, todavía no les enseña a vivir.

Entonces, la fascinación por el conocimiento nivela los campos: aquí, los inmortales están tan fascinados por la ciencia como por la música, la literatura y la arquitectura. Y esto, claro, se proyecta en forma de cine puro, como le gusta a Jarmusch: crudo, hermoso, mezcla de pausa y movimientos planeados, tomas largas fijas y esos travelings que ya fascinaban en la introducción de Down by Law con un fondo de Tom Waits. Todo enmarcado, claro, por un glorioso soundtrack que se pelea en lo atinado con la maravillosa creación de RZA paraGhost Dog. Así representados, los vampiros pueden darse al refinamiento de su conocimiento, insuflando nueva vida en el arte desde las sombras: John Hurt interpreta a un viejo vampiro, aún resentido con Shakespeare por robarle sus obras, como un tal Christopher Marlowe. Ni más ni menos. Pero también el personaje de Tom Hiddleston, desde la música, regalando adagios a Schubert y música fúnebre a darketos refinados.

Y aquí se encuentra una primera diferencia fundamental entre los personajes: Eve, siempre de blanco, es radicalmente distinta a Adam, siempre enlutado. Mientras Adam crea música, Eve es una lectora voraz: en su mochila de mano, sólo para viajar, vemos libros en todos los idiomas; pasan por ahí Kafka, Beckett, Cervantes; encontramos cancioneros españoles, a Dante y el ambicioso Infinite Jest de Foster Wallace. Porque Eve es una fuerza vital, aquella que disfruta de bailar, oler el aire, que goza de la amistad y del amor. Adam, por su parte, es aquél que vive en aislamiento y que se atormenta, solitario; es el que conversaba con los románticos, que entretenía a Byron y a Poe, que admiró a Baudelaire y que tal vez pactó, como diablo jugando con el Dr. Fausto, por el alma musical de Robert Johnson. Mientras Eve vive y ama, Adam piensa en el suicidio y sufre del cariño; mientras Eve lee, devora arte, Adam, azotado como buen romántico, lo produce. Claro, este balance en un romance indica una historia de origen, algo viejo gestado en las entrañas de la tierra: el equilibrio entre amor y muerte, fuerza vital y entropía, lo tenebroso en la teoría del entrelazamiento de Einstein y los primeros hombres bíblicos.

Entre todos estos opuestos, Jarmusch mezcló géneros de una forma inesperada. De esta figura del horror habitual, creó algo mortalmente serio y al mismo tiempo lleno de humor. Un humor sin burla genérica, lejos de Mel Brooks y Polansky, que más bien es muestra, nuevamente, del paso del tiempo y del conocimiento adquirido: nadie tan instruido, tan vivo, puede ser completamente solemne. Es el humor negro de quien está por encima de todo recato, de los que viven en la eterna nostalgia de una enormidad de recuerdos escogidos con cuidado, cultivados con cariño, sonrientes, frente a la gran curiosidad cósmica de todo. Porque la combinación genérica continúa más allá, con guiños de ciencia ficción, drama y suspenso. Todo mezclado en una cinta de Jarmusch para dar un producto verdaderamente bizarro que se siente íntimo y cuidado.

Entre la eternidad y el balance de opuestos queda el movimiento circular con el que empieza y termina la película, el movimiento que convierte a las estrellas en un disco de vinil –sugiriendo el sonido de un diamante que resuena como gong en centauro-, y que anuncia el regreso del principio al final de todo. Estos amantes primarios, míticos, que parecen anteriores a todo, Adán y Eva, terminan por poseer y transformar a otros dos amantes, siglos, milenios, después, en una noche de sed empujada por las circunstancias. La vida eterna comienza con esta muerte; el fin de la película anuncia un nuevo principio y todo gira de nuevo, tocando una nueva canción, bajo la aguja de un lente curioso.

A pesar de las recargadas referencias y el esnobismo buscado, esta mezcla genérica genial, fotografiada con todo el estilo posible, musicalmente sugerente y actuada con sobrado talento y química, me dejó extrañamente fascinado. Creo que no disfrutaba tanto una película de Jarmusch desde aquella con Forest Witaker y el tipo que construye barcos en las azoteas. Creo, también, que esta estilización sugerente de apuntes literarios va a molestar a sus espectadores más busconamente intelectuales. Yo me quedo con mi fascinación por una historia de amor eterno sin cursilerías, de relación que no tiene fin y que no necesita entonces de amarres, principios, conteos y desperdicios. Esta es una historia del amor que se nos escapa por el tiempo, de ese fatal amarre que entendemos de forma tan mortal. Este compacto placer musical de nostalgia, erudición y eterna búsqueda de sabiduría imposible, es una prometedora nueva invención en la larga historia de los vampiros. De ahí también que la vida de esta película nos rebase, coqueteando siempre con algo eterno.

 

Fuente: Morbido Fest

¿Quién es el Avenger más sexy vivo? ~ votación de MTV

Los no-Vengadores no aplican

Por Kase Wickman

Hemos aprendido algo nuevo hoy, y eso que aprendimos va a cambiar muchas otras cosas por un tiempo muy largo.

Es decir, la gente más sexy en el mundo son Avengers y personas cercanas a los Avengers.

Ustedes se preguntarán cómo hemos llegado a esta conclusión. Bueno, curiosos y bien parecidos lectores, es una combinación de factores. Como tal vez ya saben, la revista People ha anunciado su selección como el hombre más sexy de 2014. Es Chris Hemsworth, que es un Avenger, Thor, para ser exactos.

Primera parte, completa.

Segunda parte: El año pasado, People eligió a Adam Levine, el cantante de Maroon 5, como el más atractivo. Pero, MTV News lo dirá, ¡Adam Levine no es un Avenger! Lo sabemos. Shhhh. Sólo sigan escuchando (o leyendo).

Como nos dimos cuenta de que Levine no era un Avenger –y tampoco está remotamente cerca de la cima de nuestra lista cuando se trata de la gente más sexy, viva o muerta– hicimos la pregunta a las personas más inteligentes que conocíamos: ustedes. Y ustedes respondieron abrumadoramente: Tom Hiddleston es el hombre vivo más sexy, con un 77 por ciento de sus votos. Y, uh, lo siento Chris Hemsworth, pero sólo consiguió un 4 por ciento. ¡Parece que las cosas han cambiado para usted en el pasado año! ¡Qué atractivo año 2014 fue para usted!

l66635

Así que con estas dos cosas en mente, obviamente ustedes estarán de acuerdo con nosotros en que la gente más sexy del universo son Avengers y personas cercanas a los Avengers.

Echen un vistazo a nuestras selecciones para los tres tipos de Avenger más sexy, y luego voten en nuestra encuesta. ¿Quién es el más sexy? ¡Explíquenlo ustedes mismos en los comentarios!

 

1.- Mark Ruffalo, también conocido como Hulk

n0tn7mk

No dejen que su naturaleza tolerante los engañe, Hulk es pedazo de carne de primera calidad. Lo hemos visto en “13 Going on 30” suficientes veces como para conocer sus movimientos de baile reacios pero con clase, y estamos extrañamente encantados por su incapacidad para vestir correctamente una camisa en el trailer de “Avengers: Age of Ultron”.

2.- Chris Pratt, también conocido como StarLord

kemktfv

¿Sus dulces movimientos de baile, su manera extrañamente agresiva de estar triste y recordar a su familia muerta, sus movimientos de renegado chico del espacio? Estamos todos con él. Y además, hey, ¡es Chris Pratt! ¿Quién no ama a Chris Pratt?

3.- Chris Hemsworth, también conocido como Thor

nbne4sfk3vt

OK, bien. Pero lo que queremos decir es: bieeeeeeeen. ¡No odiamos su cara! Ojalá se hiciera un buen corte de pelo, ¡pero estamos dispuestos a ver más allá de eso!

¿Qué piensas?

¿Quién es el Avenger (o amigo de los Avengers) más sexy vivo?

  • Tom Hiddleston
  • Chris Pratt
  • Sebastian Stan
  • Bradley Cooper (hace la voz de Rocket Racoon, ¡él cuenta!)
  • Paul Rudd (Ant-Man no está tan lejos)
  • Samuel L. Jackson
  • Anthony Mackie
  • Robert Downey Jr.
  • Jeremy Renner
  • Aaron Taylor-Johnson
  • Chris Evans
  • Mark Ruffalo
  • Chris Hemsworth
  • Groot
  • Alguien más. Dejo mi elección en los comentarios.

Nota: Para votar deben entrar al link de la nota original (donde dice MTV)

 

Traducción: Eli

Fuente: MTV

Thor 3 Ragnarok: la mujer de Loki entra en escena

Por Antonio Orrán para Cines.com

Thor 3 Ragnarok: la mujer de Loki entra en escena, situada en la leyenda Nórdica de la futura película Marvel.

sigyn-marvel

Cuando Marvel presentó su nueva y masiva agenda de lanzamientos, la red se volvió frenética intentando figurar los protagonistas, los posibles directores, y las líneas argumentales futuras que marcarán el futuro del estudio. ¿Pero es posible que un personaje clave de Thor 3 (Thor: Ragnarok) fuera desvelado por Tom Hiddleston hace un año?

Comic Book Hero se ha hecho eco de una entrevista llevada a cabo durante la campaña de marketing de Thor: el Mundo Oscuro, con Tom Hiddleston, A.K.A. Loki, hablando sobre una potencial sinopsis de Ragnarok. El actor se mostró de acuerdo con la especulación que apuntaba a la apocalíptica línea argumental para el futuro de Thor. “Obviamente no existe un guión ni nada. Pero cuando leí los cómics, pensé que era un interesante camino a seguir.

Pues bien, con el título Thor: Ragnarok, Marvel ha confirmado este supuesto. Pero Loki podría presentar una novia en pleno caos según las palabras de Tom Hiddleston. Potencialmente divulgando un nuevo personaje para el Universo Cinematográfico Marvel, dijo:

En el mito, él tenía una mujer llamada Sigyn que le protege de una serpiente venenosa que está goteando veneno en su boca. Y ella tiene un recipiente sobre su boca y por supuesto el recipiente se sigue llenando y tendrá que vaciarlo, por lo que su condena podría ser interesante. No se… Quiero decir, Loki es un personaje que ha existido en la conciencia popular durante 3.000 años, por lo que existen muchos, muchos caminos que podría explorar… Es solo cuestión de saber si la audiencia querrá verle de nuevo.”

35052_20131010075240-1381452760-U005

Sin duda alguna, el público quiere ver de nuevo a Loki. La importancia de Sigyn en la mitología Nórdica es ejercer como mujer protectora de Loki, quien le consuela cuando se encuentra cautivo por sus fechorías. Y como Hiddleston explicó, esto incluye salvarlo de una tortura cuando la diosa Skaoi hace uso de una serpiente para introducir veneno en la boca de Loki, lo que no evitará que estemos ante el germen del Ragnarok, una batalla entre dioses que cambiará el mundo. Y si Marvel se aferra a la leyenda Nórdica, diremos adiós a algunos queridos Asgardianos.

Mientras que los guionistas Craig Kyle y Christopher Yost trabajan en profundidad con la mitología Nórdica como base para la tercera entrega de Thor, no parece una apuesta segura que Sigyn forme parte de ella. Tom Hiddleston reconoció que no había visto guión alguno en el momento de su declaración. Además, disfrutar de una confidente como Sigyn significaría compartir sus minutos en pantalla, y el estudio podría querer disponer del máximo tiempo posible con Loki en pantalla, antes de que el contrato de Hiddleston con Marvel llegue a su fin. Pero sin lugar a dudas, Sigyn, introducida en los cómics en 1978, es otra de las posibilidades totalmente plausibles para situar su debut en la gran pantalla con Thor 3: Ragnarok.

Thor: Ragnarok llegará a los cines el 18 de Julio de 2017.

 

Fuente: Cines.com