El némesis de Thor hace algunos truenos

69

 

Tom Hiddleston obtiene la leyenda en ‘Thor: The Dark World’

Roslyn Sulcas / Londres

En una escena cerca del final de “Thor”, la película de superhéroes del 2011, los dos personajes centrales se enfrentan entre sí. Ellos son hermanos, aunque Loki, interpretado por el actor británico Tom Hiddleston, lo ha negado. “Loki, esto es una locura”, dice Thor (Chris Hemsworth). “¿Es una locura?” responde Hiddleston, su rostro temblando de intensidad, con la respiración entrecortada y los ojos llenos de lágrimas. “¿Lo es? ¿Lo es?”

Por algunos momentos memorables, la multimillonaria y ligera película de acción basada en los comics es un estudio del amor fraternal y odio, de ira familiar y esperanza frustrada, de la extraña combinación de naturaleza y educación que rige las acciones de un individuo. No es el único momento en “Thor”, y su secuela, “Thor: The Dark World”, que se estrena el viernes en Estados Unidos, cuando el señor Hiddleston logra esta especie de resonancia de Shakespeare.

Hay una razón para eso. Tom Hiddleston, de 32 años, es un actor británico de formación clásica del tipo más clásico, y el último de una larga línea de artistas británicos que pasan con notable destreza entre el teatro serio y la fama cinematográfica en mercados masivos. (Y también hace una buena contribución a la noble tradición de malvados villanos británicos de voz suave).

Su currículum es impecable: Asistió a Eton, a la Universidad de Cambridge y a la Real Academia de Arte Dramático –cada una con su propia producción de talentos actorales. Él era miembro de la célebre ‘Cheek by Jowl’ y recientemente interpretó tanto al príncipe Hal y Henry V en la serie Shakespeareana de BBC y PBS “The Hollow Crown”, con muchas críticas exitosas. Ha interpretado a F. Scott Fitzgerald en la película de Woody Allen “Midnight in Paris”, ha aparecido en proyectos tan variados como “War Horse” de Steven Spielberg y la serie de televisión “Wallander”, y ha protagonizado varias películas de pequeña escala.

Pero no fue hasta que ganó el papel del infame (¿lo es?) Dios de la travesura, Loki, en la franquicia de los estudios Disney-Marvel que incluye “Thor” y “The Avengers” que el señor Hiddleston entró a la lista A. Ahora tiene clubes de fans, una muchos seguidores en Twitter y muchas menciones en las columnas de chismes.

“La fama es una cosa extraña”, dijo Hiddleston en una reciente entrevista aquí en el restaurante Wolseley, sólo unos minutos antes de que una mujer se detuviera para felicitarlo por su papel en una película que Jim Jarmusch. Él continuó, hablando de Loki, “Es interesante el gran impacto que he tenido en un papel que es tan diferente a mí.”

Es cierto que en la vida real el señor Hiddleston no se parece mucho a Loki, con su palidez vampírica, el pelo largo y negro y su impasible y burlona mirada. En persona, él es discretamente guapo, con el pelo castaño claro y rizado, con modales amistosos y la elegancia física de un (muy alto) bailarín. También es elocuente, reflexivo y da giros poéticos en sus frases.

Cuando se le preguntó si él quería ser actor desde muy joven, dijo que no fue tan espontáneo: “Es más bien como un murmullo de golondrinas. No se puede saber qué ave dio el primer paso, sólo tomó forma”, y agregó:” No estoy preocupado de imponer narrativas desde una distancia segura. Siempre es más arbitraria de lo que parece”.

Hiddleston creció en Oxford, el hijo del medio de un padre escocés que dirigió una compañía farmacéutica y una madre inglesa que había trabajado como director de escena. Él tenía 13 o 14 años, dijo, cuando por primera vez pensó seriamente en la actuación.

“Vi una producción de Richard Eyre de la obra ‘John Gabriel Borkman’ de Ibsen, y me golpeó como un tren”, dijo. “Tuve esa experiencia maravillosa como la caída de Alicia en la madriguera del conejo y desarrollé un apetito insaciable de ver y leer, que creo que es muy particular en aquellos años de adolescencia.”

Actuó todo lo que pudo en Eton, y en su último año la escuela produjo “El final del viaje”, un drama de 1928 del escritor RC Sherriff sobre los soldados de la Primera Guerra Mundial. Se presentaron en el Festival Internacional de Edimburgo, donde obtuvo muy buenas críticas. Fue un punto de inflexión, dice Hiddleston, en ese momento él tomó la decisión de convertirse en un actor profesional. Sin embargo, él fue a Cambridge para obtener un título en latín y griego (“había trabajado muy duro para llegar hasta ahí y perderlo”), se unió al famoso club de teatro de la universidad y fue visto en su segundo semestre por una agente, quien le dijo que podía conseguirle algunos trabajos durante sus vacaciones.

El trabajo profesional, incluyendo dos producciones de HBO, “Conspiracy” y “The Gathering Storm”, llegaron pronto a su camino, aunque nunca durante las vacaciones. Hiddleston se encontró a sí mismo “leyendo Cicerón en el set y con el vestuario completo”, pero logró graduarse con las mejores notas. (Sí, así como es guapo y poético, también es inteligente).

Podría haber ido directamente a la actuación, pero decidió en cambio a asistir a la escuela de teatro durante tres años. “Pensé ‘yo no estoy capacitado, y solo he tenido suerte'”, dijo Hiddleston. Cuando se graduó, se encontró que los recuerdos eran cortos. “Yo llevaba un diario con todos los detalles de cada audición”, dijo. “Tuve que parar después de tres meses porque era un catálogo de fracasos, una larga lista de trabajos que no había podido conseguir.”

Sin embargo, con el tiempo obtuvo el papel principal en su primera película, “Unrelated” de Joanna Hogg en 2007, y las producciones teatrales que le siguieron atrajeron la atención de Kenneth Branagh, con quien posteriormente trabajó en una producción teatral de “Ivanov” y en la serie “Wallander”.

Entonces decidió probar suerte en la temporada de programas piloto en la televisión de Los Angeles. “Ibas a cada audición, y veías ahí una línea idéntica de hombres rubios y de mi estatura, de 29 años de edad”, recordó. “Fue increíblemente estresante. No podía dormir y no conseguía ningún papel”.

Entonces llegó su gran oportunidad. El señor Branagh, que estaba dirigiendo “Thor”, lo llamó para una audición para el papel principal. Él hizo la prueba, y se le dijo que debía tener tanto músculo como fuera posible para una prueba de pantalla de seis semanas después.

“Creo que antes, mi propio miedo a los éxitos y fracasos me habría detenido”, dijo. “Pero yo sabía que Ken sabía lo que podía hacer, y recuerdo que pensé: ‘Nunca voy a estar más cerca. Es posible que pueda hacerlo’. Me puse un 25 por ciento más músculo, bajé a solo un 7 por ciento de grasa corporal, sabía mis líneas al derecho y al revés. Yo era un hombre poseído”.

Por supuesto, Hiddleston no obtuvo el papel, pero el estudio quedó tan impresionado por su compromiso que se le ofreció Loki. Mientras que “Thor” fue rechazada por muchos críticos (“el triunfo programado del cálculo comercial sobre la imaginación”, escribió A.O. Scott en The New York Times), Tom Hiddleston ha cosechado aplausos en general.

“Es el espectáculo de Hiddleston”, escribió Charlotte O’Sullivan en una reseña de “Thor: The Dark World” en el Evening Standard.

Chris Hemsworth dijo que él piensa que la actuación de Hiddleston hizo a Loki un personaje más importante de lo previsto originalmente. “Entre el caos y la locura de este personaje, hay una vulnerabilidad y un carisma increíble”, agregó Hemsworth. “Eso es difícil de lograr”.

Tanto  Hemsworth como Natalie Portman, quien interpreta a la científica Jane Foster, interés amoroso de Thor, dicen que la formación de Hiddleston habría traído un rigor inusual a la filmación.

“Es mucho menos común que el nivel de seriedad y atención al detalle en este tipo de películas”, dijo Portman en una entrevista telefónica.

Sin duda, los fans están de acuerdo: más de 30 mil de ellos han firmado una petición instando a Marvel para producir una película de Loki. Pero el señor Hiddleston tiene otros proyectos en el horizonte. En particular, se le ve como un vampiro sin afecto, Adam, junto a la Eve de Tilda Swinton en la película de Jim Jarmusch “Only Lovers Left Alive”, prevista para la primavera.

“Cuando conocí a Tom, yo no estaba pensando en él para Adam, pero después de hablar con él, yo sabía que iba a encarnar perfectamente el personaje”, dijo Jarmusch en una entrevista telefónica. “Él entiende todas mis referencias, el rock’ n roll inglés de los años 60 , a Hamlet. Su personaje es muy sofisticado, porque también él lo es, pero además quería que tuviera una cualidad animal, que él encontró. Él no es un violinista, pero trabajó durante varios meses para aparecer tocando a Paganini en la película. Tú podías pedirle cualquier cosa, y él lo incorporaba”.

Además, el señor Hiddleston vuelve al teatro, en el papel principal en “Coriolanus” de Shakespeare, en el Donmar Warehouse de Londres. Al preguntarle cómo se adapta a los cambios entre el escenario y la pantalla, Hiddleston dice que esencialmente la tarea es siempre la misma.

“Tu trabajo como actor es encontrar una manera de ser veraz en esas circunstancias particulares”, dijo. “Después de eso es simple.”

Nota: Una versión de este artículo aparecerá en la edición impresa del 10 de november de 2013, en la página AR18 de la edición deThe New York Times con el título: Thor’s Nemesis Makes Some Thunder.

Traducción: Eli

Fuente: New York Times

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s