ETA | 21 FEBRERO Only Lovers Left Alive se estrena el próximo año.

tumblr_mwpf7rF8I31qeuzrdo1_1280

¿Qué es lo que sigue para Tom Hiddleston?

Mantener a Loki lejos de las travesuras en los próximos meses…

CORIOLANUS Ralph Fiennes modernizó al General Romano para su Opera Prima, pero Hiddleston ha estado practicando el manejo de la espada para cuando traiga de regreso al personaje en el escenario en Londres, de diciembre de 2013 a febrero de 2014. También será transmitido vía NT en vivo.

EXHIBITION Hiddleston ha filmado ya un papel, como agente del estado, para un corto en la nueva producción de Joanna Hogg. Después de estelarizar las dos primeras películas de Hogg – Unrelated y Archipielago – él regresa para realizar un cameo en Exhibition, la cual se espera que se estrene más tarde, este año.

MUPPETS MOST WANTED Uniéndose a los numerosos cameos como los de Ricky Gervais, El Hidds hará una aparición en la secuela de la exitosa película de Los Muppets del 2011. Él ha estado presumiendo sus imitaciones de la Rana René en el circuito de promoción de Thor 2.

THE PIRATE FAIRY Siguiendo con Disney después de Marvel y Los Muppets, Hiddleston hace la voz del joven Capitán Garfio en la animación DVT CGI,  para la secuela de Peter Pan. Christina Hendricks hace la voz del personaje principal, Zarina.

CRIMSON PEAK Bosquejado, en un plazo de 11 horas, como el reemplazo de Benedict Cumberbatch (quien se retiró del proyecto debido a conflictos con su agenda), Hidds se une a Charlie Hunnam, Jessica Chastain y a Mia Wasikowska en la película de terror de Guillermo del Toro.

SECUELA DE LOKI

Considerando lo popular que Loki (Tom Hiddleston) se ha vuelto para los fans de Marvel, no es sorpresa que se esté considerando una secuela en la que el travieso semidios sea protagonista. El jefe de Marvel, Kevin Geige, ha confirmado la posibilidad, y Hiddleston está definitivamente interesado: “Me encantaría hacerlo algún día, pero tenemos que esperar y ver qué pasa,” nos dice. “Amo al personaje… Sigo pensando en volátiles planes sobre qué más podría hacer él.”

Reseña de Thor: The Dark World

Vivimos en un mundo post-Vengadores, hecho que debe asegurarle a Marvel la confianza acercarse a la segunda fase de su taquillero plan maestro. Mientras las secuelas crecen, hay que tomar una decisión sobre qué camino tomar y qué tono adoptar. Uno podría decir que hay un Thor en camino.

¿Tomarán la gran y valiente ruta que con Iron Man 3, elevando las apuestas – más flecos, más villanos, más trajes de metal – a niveles estratosféricos? ¿O tomarán el camino sombrío que se forjó para las cintas de The Dark Knight  – más oscuridad, más fatalidad y los ocasionales periodos de tragedia?

¡Duh! Está bien, así que la etiqueta de ‘Dark World’ revela el juego en ese frente. Placenteramente, el seguimiento de Alan Taylor a la original de Kenneth Branagh en 2011, mantiene el sentido divertido de su predecesor, enlazando su trama Tolkienesca (elfos malvados tramando la destrucción de los Nueve Reinos con la ayuda de antiguas cursilerías espaciales) y sobrios interludios (una misa funeraria) con algunas bromas ingeniosas (¡Thor toma el Metro! ¡Stellan Skarsgård desnudo en Stonehenge!) y una deliciosa congregación de cameos (uno inevitable, el otro deliciosamente inesperado).

Seguro, Taylor, el director de Game Of Thrones, añade fango, mugre y cielos encapotados, nada menos que cuando la acción decampa en el viejo y lluvioso Londres. En última instancia, sin embargo, tales matices son tan cosméticos como los prostéticos usados para convertir a Christopher Eccleston en el elfo malvado Malekith: llamativo, pero también algo distractor.

Porque al intentar como si se pudieran introducir elementos de dolor, pérdida y tensión dinástica, Thor 2 no se puede deshacer de Thor mismo – una deidad invencible del espacio exterior quien blande relámpagos con un martillo volador. Esto no es, en breve, un personaje que pueda tomarse muy en serio, y Chris Hemsworth lo ha interpretado el suficiente tiempo como para que conozca el balance entre el serio heroísmo y los guiños de conocimiento, incluso cuando se está bamboleando por la crisis (un ataque aéreo en Asgard que recuerda inconfundiblemente al 9/11) o al desligarse de los dictados parentales del Odín de Anthony Hopkins.

Happy go Loki

En honor a la verdad, Hemsworth se siente un poco marginado en esta ocasión, un poco como un pasajero en su propio vehículo de protagonista. Pero difícilmente podría ser de otra manera una vez que Tom Hiddleston se une al grupo. El británico regresa para entregar todas sus mejores líneas como un Loki conectado a la red, habiendo agotado todo su crédito de tipo malo para la película The Avengers, ahora prueba a ser el hermano adoptivo y reticente aliado.

Las escenas en las que los peleoneros hermanos escenifican una fuga con la ayuda de los compañeros de Thor (la única contribución significativa de actores como Ray Stevenson, Zachary Levi y Jamie Alexander) o en la que pelea contra Malekith y sus comparsas en las dunas negras de Svartafheim tienen el brío y el vigor que arrastra la película hacia el bajón de su segundo acto. Lástima que no hay ni la mitad de la energía en la relación entre Hemsworth con su novia la astrofísica, Jane Foster (Natalie Portman), cuya única función es a) encontrar el ‘Aether’ tras el que se estuvo durante milenios y b) afligir a Thor por no llamarla.

Por todas partes

 

Portman, según se dice, no estaba muy entusiasmada cuando la elección de Patty Jenkins fue desbancada en favor de Taylor. Apostamos que no estaba tan feliz tampoco cuando se enteró de que su participación no era mucho mayor a ser la damisela en apuros, limitada a embarazosos diálogos como “¡los físicos están yendo a balística!”, una grasienta cena con Chris O’Dowd y una sarcástica asistente – La Darcy de Kat Dennings – cuyas palabras son siempre ingeniosas.

Resulta que Malekith tiene sus ojos puestos en La Convergencia, una rara alineación de los Nueve Reinos, que le permitirá tomarlos todos en una redada. Lo extraño es que hay muy poco más que eso que esté en sincronización similar. La película da bandazos entre espectaculares escenas bélicas, encuentros cómicos y reconciliaciones familiares, con poca preocupación sobre cómo levantarla (evidencias de re-filmaciones ¡a la vista!…)

El gran final, que involucra a Hemsworth y Eccleston persiguiéndose el uno al otro a través de múltiples dimensiones, es un caso en punto: una lluvia de Efectos Especiales tan excitantes de ver como imposibles de seguir. ¿Pero quién se está quejando? Ya estamos esperando Guardians Of The Galaxy… NEIL SMITH

EL VEREDICTO El hombre con mazo de Marvel hace todo lo que se requiere de él en una precipitada secuela que no es oscura por mucho. La próxima vez, sin embargo, tendremos más Loki y menos elfos.

Traducción: Mariana

Fuente: Torrilla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s