Reseña: Tom Hiddleston toma una ducha en Coriolanus en Donmar Warehouse

121

Tom Hiddleston no atraída el mismo nivel de atención femenina la última vez que lo vi en el escenario en Othello de Ivanov en 2008, pero desde que ha irrumpido en la gran pantalla de Hollywood con películas de cómics interpretando (brillantemente) a Loki, el hermano malo en las cintas de Thor y The Avengers.

El hecho de que tuvo una carrera en los escenarios antes de Hollywood seguramente satisfará a aquellos articulistas de teatro que critican repartos estelares. Hiddleston es un actor altamente hábil (vean el Henry V que hizo para Hollow Crown de la BBC el año pasado si es que no me creen) y yo estaba seguro de que él sería igual para el papel del heróico, orgulloso y trágico líder romano Coriolanus.

Si es porque ella es consciente de la atracción inevitable de público más joven que Hiddleston provocará o sólo es el deseo de dar a la producción un toque fresco y contemporáneo, el Coriolanus de la directora Josie Rourke tiene una alta energía y dinamismo.

El muro trasero de ladrillo del escenario del Donmar está embadurnada con graffiti que refleja las opiniones de la gente común en la obra, el graffiti fresco se agrega gráficamente, usando proyecciones, de acuerdo con el desarrollo de la historia. Con excepción de una colección de sillas negras y una escalera, no hay más escenografía. Entre las escenas, el reparto coloca las sillas en movimientos coreografiados acompañados por fuerte música techno, los actores golpean el pisco con las sillas para coincidir con el ritmo.

El vestuario es contemporáneo, algunos con toques romanos. Muchos jeans negros apretados y botas, pero con correas para las espadas y armaduras de piel para el pecho.

Coriolanus es un drama político en el que su protagonista sin darse cuenta urde su propia ruina. Es un estudio sobre el orgullo contra la política. Coriolanus es un líder exitoso en el campo de batalla y un hábil guerrero. Cualquier humildad que despliega cuando regresa victorioso a Roma después de haber derrotado al ejército Volsciano se esfuma rápidamente cuando salen a la luz los viejos prejuicios y agravios con los plebeyos.

Él es un poco un esnob y muestra sus emociones y sentimientos con gran facilidad. Donde su amigo Menanius (Mark Gatiss) aplacaría, negociaría y comprometería, el orgullo de Coriolanus no le permitirá esconder su desdén, algo que finalmente lo ciega peligrosamente. Tan pronto como su estrella comenzó a elevarse, cae con el arrepentimiento de Coriolanus que ha llegado ya muy tarde.

Hiddleston interpreta a Coriolanus con suficiente encanto para desenmarañar las fibras de la tragedia. Sería muy sencillo darle demasiado pavoneo y hacerlo desagradable, pero hay algunas

señales de un lado diferente, rastros de que es más un ser humano desarrollado que lo que sugiere su obsesión con el honor y el orgullo. Él se ve físicamente exhausto cuando aparece sangrante de la batalla, como si la adrenalina se hubiera apaciguado finalmente. Su cuerpo se agita por el dolor mientras el agua chapotea sobre sus heridas. (Sí, se nos está regalando un Hiddleston parcialmente desnudo, de pie bajo un torrente de agua que lo limpia). También hay signos de miedo cuando está a merced de su antiguo enemigo.

Con su madre Volumnia (Deborah Findlay) se pueden ver elementos de donde él obtiene su temperamento. La escena en la que ella, con su esposa Virgilia (Birgitte Hjort Sørensen) le ruegan para que abandone sus planes de venganza, es una clase magistral de emociones en conflicto.

Con la música, las sillas golpeando y la lluvia de pétalos, la suciedad y otros elementos (no sólo es agua lo que se vierte sobre Hiddleston), se mantiene un personaje y un performance y Rourke y el elenco son algo por lo que se debe recibir felicitación. Hiddleston es tan bueno que es fácil perderse al resto del elenco. Gatiss, el incondicional de la Royal Shakespeare Company Peter de Jersey, Elliot Levey, así como Findlay, desarrollan interpretaciones soberbias – de hecho hay muchos nombres buenos como para mencionarlos todos.

Esta es la primera reseña y hubo algunos asuntos con el ritmo y el discurso en la primera mitad, pero una vez que se estabiliza, fluye. Hubo un clamoroso aplauso (con algunas ovaciones de pie, a pesar de que realmente no cuenta si es el equipo) y después Rourke fue abrazada y felicitada. La alcancé a escuchar diciendo: “Mejorará, es la primera función.” O es modesta o perfeccionista.

RS/BW 6DS

Tom Hiddleston ha hablado siempre con mucha estimación de Mr. W en entrevistas pero no tengo evidencia de que se hayan conocido en persona. Los dos fueron a RADA pero en diferentes épocas y ambos estuvieron en la serie Hollow Crown, pero en diferentes partes, así que no voy a confiar en ello como una referencia directa. Así, la conexión (una de muchas, está resultando sencilla) es que Peter de Jersey quien interpreta a Cominius estuvo también en Richard II.

Traducción: Mariana

Fuente: Rev Stan’s Theatre Blog

Un comentario en “Reseña: Tom Hiddleston toma una ducha en Coriolanus en Donmar Warehouse

  1. No he visto coriolanus pero con sus antecedentes shakesperianos como en the hollow crown, que si la vi en dvd, seguramente la actuación de tom hiddleston es memorable y sera favorito en los olivier awards. Ojala gane, lo merece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s