TOM HIDDLESTON ¿Un Dios entre los hombres?

185

 

La superestrella de Hollywood, escritor de ELLE, sensación de YouTube – el estatus de culto de Tom Hiddleston es evidente en cada plataforma. Y, tal como descubre Annabel Brog de ELLE, él no teme revelar, bueno, todo.

Cuando la Editora en Jefe de ELLE, Lorraine Candy, estuvo en Wimbledon el año pasado, twitteó ingenuamente: “Me senté junto al actor Tom Hiddleston y su novia Jane. Es un hombre muy divertido”. Ella nunca – y tengan en cuenta que es una madre de cuatro que edita una revista de moda, lo cual la posiciona a lo alto de una cierta lista demográfica de éxitos – había sido troleada de tal forma. Las respuestas giraron entre la furia moral porque habría revelado a Hiddleston con su novia, y expresiones de envidia sedienta de sangre porque ella hubiera, ya saben, hablado con él.

Tom Hiddleston inspira fervor en sus fans. Es un extraordinario actor que ha ganado elogio universal – sus papeles incluyen al irresponsable Príncipe Hal en ‘The Hollow Crown’ de la BBC; al dulce, catastrófico Capitán Nicholls en ‘War Horse’ de Spielberg; y actualmente al sangriento guerrero Coriolano en el Donmar Warehourse – pero es su actuación como el pálido, sociópata Dios del Engaño, Loki, en películas como ‘Thor’ y ‘Avengers’ lo que lo catapultó a la estratosfera.

Para ponerlo en contexto: Hiddleston recientemente donó un par de Converse autografiados a la subasta de Small Steps, al lado de gente como Mick Jagger y Kate Moss. Sus zapatillas se vendieron por £4,500 libras (más que los de cualquier otro). Él aprecia mucho el interés, mientras que simultáneamente se siente incómodo con la idea de la fama. ‘¿Qué si me gusta? De cierta forma es intrascendente, un raro corolario a todo lo demás que he hecho. No puedo decirte lo sorprendente que es. Es como, ¿en serio? ¿EN SERIO? Honestamente intento no pensar mucho en ello.’

Estamos acomodados debajo de un calentador en el jardín de cerveza en un bar al noroeste de Londres en una fría noche de diciembre. Hiddleston está bebiendo whiskey, lo cual es parte de mi astuta estrategia para quebrantarlo – siempre me ha dado la impresión de estar muy preparado para las entrevistas – pero no funciona. Luego de cinco copas, permanece en completamente en control.

Sin embargo, es bastante adorable: ferozmente inteligente (fue a Eton, luego a Cambridge, donde obtuvo un doble primer lugar), formal (‘Lo sé. Lo siento, no puedo evitarlo’), amable y chapado a la antigua. En parte es por su clásicamente apuesto rostro, sus impecables modales, y en parte la forma en que construye sus frases.

Describiendo su libro favorito, ‘Any Human Heart’ de William Boyd, por ejemplo, dice: ‘Como toda vida, contiene multitudes’, o, sobre abrirse a nuevas personas, ‘Temo ser inicialmente bastante reservado’. Cuando está seguro sobre el tema – hablando sobre trabajo, familia, cultura – es elocuente y asertivo. Cuando no está tan seguro – usualmente sobre sí mismo – su voz se eleva levemente en preguntas inintencionadas: ‘Soy solitario [pero] no creo que sea algo bueno, creo que ¿estoy mejor en compañía?’ O: ‘Sé que hay esta capacidad de pensar, ¿la cual es posiblemente no buena?’

Tom William Hiddleston tiene 33 (para el 9 de febrero, para ser precisa), es el hijo de en medio con una hermana 15 meses mayor, y otra cinco años menor. Su infancia suena como un lugar agradable y secillo. ‘Tengo recuerdos de trepar árboles y mirar ‘The Snowman’, con David Bowie presentándolo con su bufanda de muñecos de nieve’. Comienza a reír. ‘Cuando supe quién era realmente David Bowie, fue algo como ‘Él es el hombre de ‘The Snowman’. Y la gente decía: ‘Nunca digas eso de nuevo. Él es Ziggy Stardust. ¡Cállate!.’’

Sus padres están increíblemente orgullosos de él: ‘Nos ha costado un poco llegar ahí. Es una de esas conversaciones que no tengo con ellos, pero sé que lo están [orgullosos]. Si comenzáramos [él y su madre] a hablar de ello, colapsaríamos en un mar de lágrimas. Es conmovedor hacer sentir a tu madre orgullosa.’

El crecer rodeado de mujeres ha tenido un glorioso efecto en su visión de ellas. ‘Creo en la fuerza, inteligencia y sensibilidad de las mujeres. Mi madre, mis hermanas [ellas] son fuertes. Mi madre es una mujer fuerte y la amo por ello’. Él también es – alabado sea Dios por hombres como Hiddleston – muy romántico. Cuando se le preguntó sobre el amor y las relaciones, simplemente dijo “La honestidad es un don – ser honesto sobre quién eres y cómo te sientes – porque alienta la intimidad, y la intimidad es realmente donde está. Ser conocido y conocer a alguien es un sentimiento increíble, y no llegas ahí si pretendes ser alguien más.’

Hiddleston le da su voz al Capitán Garfio en ‘Tinker Bell and The Pirate Fairy’ de Disney (se estrena este mes), y tiene un cameo de alto impacto en ‘Muppets: Most Wanted’. Pero su próximo protagónico en film es un homenaje a ambos, mujeres fuertes y al amor. ‘Only Lovers Left Alive’ es un proyecto encantador, divertido, soñoliento de Jim Jarmusch, en el cual interpreta a Adam, un vampiro rockero de 500 años con tendencias suicidas. ‘Adam es un alma delicada,’ dice Tom. Adam es, ciertamente, delicado, pero también es (y aquí es donde el don de Tom para la comedia sale a relucir) dulce y enteramente inútil, un músico solitario sufriendo la desesperación de ser eterno. Piensa en un fan inmortal de My Chemical Romance. Estelariza junto con Tilda Swinton, quien él dice es tal como su vertiginosoy optimista personaje, Eva. ‘Ella es la mujer más hermosa del mundo, y sin esfuerzo alguno. Es muy, muy cálida. Tilda y yo estaríamos riendo algunas veces y Jim entraría y diría [adopta un acento de Ohio perezoso]: ‘Taaaammmm, sonríes mucho, amigo. Y Adam no sonríe tanto’. A Tom también le encantó la pureza de la historia de amor. ‘Adam es tan profundamente defectuoso y depresivo y melancólico. Pero a Eva simplemente le encanta, ama su compromiso con ello. Nosotros estuvimos intentando hacer una película sobre la aceptación. Y el verdadero amor es una aceptación de alguien más por lo que es.’

Así que Hiddleston es inteligente, elocuente, encantador, sensible y formal. Pero entonces está ese otro lado, el lado espontáneo e ingenuo, mejor visto en YouTube, donde se ha vuelto una sensación involuntaria debido al hecho de que ‘no sé cuáles son mis límites, simplemente le digo que sí a las cosas.’

Así es cómo terminó lanzando unos serios movimientos en el show de ‘Alan Carr: Chatty Man’, los cuales, para el registro, fueron 1) no planeados: ‘Juro que no tenía idea de que haría eso’; y 2) la genuina experiencia disco de Hiddleston: ‘Si me pidieras que bailara ahora, serían los mismos movimientos. Ése es mi baile.’ También se le puede ver cantando ‘Man in the Mirror’ de Michael Jackson en la TV coreana, porque la anfitriona le preguntó sobre qué parte de su cuerpo sentía más confianza y él dijo su voz. (Y sí, le tentó haber dicho algo obsceno: ‘Soy inglés, así que soy obsceno’). Su propio video favorito lo incluye a él enseñándole al Monstrui Comegalletas una lección sobre satisfacción diferida (‘¿Dices que si yo esperar, yo conseguir galleta?’). ‘Estoy orgulloso de haberlo conocido. Es el Monstruo Comegalletas, un ícono cultural. Mi madre lo ama y mi sobrina lo ama. Tiene dos años y cree que no hay nada ilógico en tío Tom hablando con el Monstruo Comegalletas”.

Así que cuando nos encontramos por segunda vez, luego que saliera del escenario en el Donmar, estoy tentada a averiguar si el tema no tengo límites es real. Hay cerveza involucrada (este hombre sí que puede beber) y una línea de cuestionamiento que gira entre lo absurdo y lo inapropiado. Pongámoslo de esta forma, es un muy buen tipo…

Annabel Brog: ¿Me lanzarás tus mejores insultos?

Tom Hiddleston: [Ríe] ¿Por qué estamos haciendo lo del juego de los insultos?

AB: Sólo hazlo, puedo soportarlo.

TH: Um. ‘Tú, *** entero, entero es bueno’.

AB: Simplemente me preguntaba si las malas palabras, dichas de forma tan hermosa, sonarían menos groseras. Lo cual, de hecho, es cierto.

TH: Cuando me enojo conmigo mismo, cuando olvido líneas, me digo algo como “Tú, grandísimo maldito imbécil, ch***, idiota, m***. Tú, tú, p***’.

AB: ¿Te dices eso?

TH: Sí.

AB: ¿Cómo te sientes después?

TH: ¡Me siento mejor! La palabra ch*** [f*ck] es enormemente satisfactoria.

AB: OK, voy a describir al Tom adolescente y tú medirás cuán acertada estoy.

TH: [Sonríe] OK.

AB: Me he dado cuenta de que quizá esto puede ser bastante insultante. Por favor recuerda que es sólo un juego.

TH: Está perfecto. Puede que sea más favorable que la verdad.

AB: El Tom adolescente no se sentía incómodo con las chicas, pero no llegó a tocar a una por algún tiempo. Primer beso, 16 años.

TH: ¡NO! [Enfático] ¡Primer beso a los 10! Sí, 10 años, con lenguas y todo [ríe]. Ella fue un gran enamoramiento, estuvimos en la misma clase, mucho intercambio de notitas y

eventualmente todo sucedió en el pabellón de cricket una noche de otoño. Fue muy emocionante.

AB: Lo tuve todo mal.

TH: Algunas veces me alarmaban mis amigos en la escuela que no tenían hermanas, la forma en que trataban a las mujeres, la manera en que hablaban de ellas… Y yo estaba como “Chicos, no son extraterrestres, son seres humanos”.

AB: Uno escucha historias sobre los estudiantes de Eton y cómo las chicas hacen fila en las canchas de cricket cuando juegan…

TH: No me identifico en absoluto. No tuve una relación seria hasta que tenía como 19. Estuve profundamente enamorado y estuve con ella por dos años, y fue una relación sorprendente. Así que no sé quiénes eran esas chicas, que hacían fila en las canchas de cricket.

AB: ¿Cómo te describirías como novio?

TH: Muy honesto, espero. Dios, no lo sé. Espero ser divertido, espero que haga pasar un buen rato. ¿Espontáneo, sorprendente, cariñoso? Eso espero, algo así. Bailar… bailar mucho. Insisto en el baile. Donde sea. Cuando sea. Cuanto más baile, mejor.

AB: [Refiriéndose al “incidente” el año pasado cuando Tom,en la conferencia de prensa con Tilda Swinton para Only lovers Left Alive, fue fotografiado en reveladores pantalones ajustados] Cannes. El atentado de los pantalones [Trousergate]. Discutir.

TH: ¿El atentado de los pantalones? [¿Trousergate?]

AB: Por favor dime que sabes a lo que me refiero.

TH: Qué estás… En serio no sé a qué te refieres. ¿Cannes?

AB: Oh, Dios, ¿en serio? Oh, no. OK, OK, ¿cambiamos de tema?

TH: [Chillonamente] ¿Qué es el Trousergate? [Aclara su garganta] Trousergate…

AB: Quizás debería buscarlo en el IPhone y mostrártelo.

TH: OK, búscalo en el teléfono.

(AB escribe ‘Tom Hiddleston Cannes’ en las imágenes de Google y le pasa el teléfono)

TH: (Lentamente) Ohhhhhh, cielos…

AB: Tiene una cuenta en Tumblr y todo.

TH: Oh Dios. [Riéndose pero horrorizado] ¡Qué monumentalmente vergonzoso! ¿Qué se supone que diga uno a algo como eso? ¿Qué digo? ¿Tengo que explicarlo? No creo que pueda.

AB: ¿Te gustaría cambiar de tema?

TH: Quizá. Sí…

AB: OK.

TH: [Determinado] Mira, tuve una muy interesante experiencia al ir a Cannes. Un avión en Heathrow se incendió y cerraron todo el aeropuerto. No había boletos del Eurostar. Todos los vuelos desde Gatwick estaban reservados. Así que tomé un taxi y fui hasta Dover. Me subí al ferry a las 2 am, con gente yendo en el crucero de juerga y estudiantes yendo a giras de hockey, llegué a Calais a las 5 am, otro taxi hasta el aeropuerto de París, vuelo a Niza, aterricé a las 11:30 am, tomé otro taxi y manejó directamente hasta ESA sesión de fotos, donde ESA foto fue tomada, habiéndome cambiado en el automóvil en el camino hacia ahí. Así que creo que me veía bien, para alguien que estuvo despierto toda la noche.

AB: Luces genial. [Pausa larga] Es solo una lástima que nadie esté mirando tu cara.

TH: [Ríe] ¡Están mirando a Tilda! Eso es lo están mirando.

No puedes retratar a Tom Hiddleston sin fijarte en su físico. Él es, en persona, una determinante e imponente presencia física. Si has visto su Coriolano – rugiendo de orgullo y traición – lo entenderás, y en la filmación de ELLE es más evidente cuando lo filmamos corriendo. Hiddleston tiene un muy buen aspecto al correr. Puede que luzca como un ídolo de matinée, puede que hable como un poeta del siglo XIX, pero míralo correr y de pronto serás consciente de que es un hombre del siglo XXI. Sería agradable, yo sugiero, verlo en un papel que sea indudablemente moderno. ‘Me encantaría,’ dice. “Estoy tocando puertas, honestamente’.

Como era de esperarse, está dispuesto a cualquier cosa en nuestra filmación. Él tira sillas de plástico a través del almacén, hace sprints a lo largo de Scrubs Lane y le saca verdaderos sustos a todo el equipo saltando desde la escalera de 3 metros, lo cual hubiera terminado con las funciones de Coriolano espectacularmente si salía mal. Al final del día, Hiddleston es difícil de atrapar. Me cuenta una historia sobre un viaje espontáneo en solitario que hizo a Hawaii luego de volar a LA para audicionar por un papel que no obtuvo.

‘Hice canotaje con ballenas, corrí alrededor de la isla, escalé los volcanes. Hay una playa donde todos los kitesurfers se desafían a sí mismos, las olas son como de 10 metros de altura, y unos jardineros que conocí me presentaron a un salvavidas. Estábamos mirando a estos kitesurfers y yo estaba perplejo, honestamente, por su valor y dije ¿Por qué harías algo así? Es tan peligroso’. Y él me miró con una increíble y generosa sonrisa y me dijo [adopta acento Norteamericano]: ‘Están intentando contestar la misma pregunta que todos intentamos responder, amigo.’ Y yo le dije: ‘¿Qué pregunta es esa?’. Y me dijo: ‘¿Es eso suficiente?’.

Así que allí lo tienen. Tom Hiddleston: gran talento, divertidísimo, gran pensador, no planificador, genial bailarín. En sus propias palabras bellamente expresado, él es ‘tan complejo y contradictorio como todos en este planeta’. O, en nuestras palabras más sencillas, demasiado sensual.

Only Lovers Left Alive se estrena el 21 de febrero. Obtén ahora tu portada exclusiva de Tom Hiddleston descargando la versión digital de ELLE de Marzo. Ve a elleuk.com/magazine para más detalles.

Traducción: Mariana

Fuente: Torrilla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s