Poemas que hacen que los hombres lloren

k8A0M4uSunday Times Magazine – Marzo 30, 2014

Tom Hiddleston | El amor después del amor, de Derek Walcott

He leído este poema frecuentemente, al menos una vez al mes. En la locura y el caos de la vida moderna, donde cada hombre parece estar comprometido con una interminable búsqueda de la aprobación y la estimación de sus compañeros y colegas, sin importar el costo, este poema me recuerda una verdad elemental: que somos, como somos, “suficiente”. En el fondo, la mayoría de nosotros estamos motivados por un sentido de insuficiencia, la necesidad de ser mejores, más fuertes; de trabajar más, ser más comprometidos, más amables, más autosuficientes, más exitosos. Pero este pequeño poema de Derek Walcott es como una declaración de amor incondicional. Es como el abrazo de un viejo amigo. Él nos lleva a tener conciencia del momento presente, calmado y tranquilo, y de un sentimiento de gratitud por todo lo que tenemos. Una vez lo leí a mis amigos más queridos después de una cena, y a mi familia en Navidad, y ellos comenzaron a llorar, lo que siempre, constantemente, me hace llorar.

 

El amor después del amor

Llegará el día
en el que, con gran entusiasmo,
te saludarás a ti mismo al llegar
a tu propia puerta, en tu propio espejo,
y cada uno sonreirá dando la bienvenida al otro,

y dirá, siéntate aquí. Come.
Amarás de nuevo al extraño que fuiste tú mismo.
Dale vino. Dale pan. Devuelve tu amor
a ti mismo, al extraño que te amó

toda tu vida, a quien ignoraste
para conocer a otro corazón.
Baja las cartas de amor de los libreros,

las fotos, las notas desesperadas,
despega tu imagen del espejo.
Siéntate. Celebra tu vida.

 

¿Quieres escuchar este poema en inglés y en la voz de Tom Hiddleston? Da click aquí

 

Love After Love

The time will come
when, with elation
you will greet yourself arriving
at your own door, in your own mirror
and each will smile at the other’s welcome,

and say, sit here. Eat.
You will love again the stranger who was your self.
Give wine. Give bread. Give back your heart
to itself, to the stranger who has loved you

all your life, whom you ignored
for another, who knows you by heart.
Take down the love letters from the bookshelf,

the photographs, the desperate notes,
peel your own image from the mirror.
Sit. Feast on your life.

 

Traducción: Eli

Fuentes: The Sunday Times y Torilla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s