Only Lovers Left Alive (2013)

Only_Lovers_Left_Alive_Portada

A DESTIEMPO

Por Laura Dal Poggetto · Publicado el 12 de abril, 2014

Adam (Tom Hiddleston) y Eve (Tilda Swinton) son dos vampiros de la vieja escuela. Además de haber perdurado unos cuantos siglos (los suficientes como para haberse juntado con Byron, Mary Shelley,Christopher Marlowe o Nikolas Tesla), mantienen las características de los vampiros tradicionales: nada de brillar bajo el sol o hacerse planteos éticos sobre su ingesta de sangre. Ellos viven y trabajan en las sombras, las de la noche y el anonimato; como Adam, prolífico y millonario compositor que se mantiene recluido y esquiva a sus fans gracias a la ayuda de su joven y entusiasta asistente Ian (Anton Yelchin, que despierta tanta ternura como un cachorrito vestido de pantalones Oxford).

Deliciosamente gótico (pero no por ello menos autoconsciente e incluso burlón para con los héroes románticos byronianos) el personaje de Hiddleston, quien languidece en pantalones de cuero dentro de su cueva repleta de terciopelo y aparatos – híbridos de lo analógico y lo digital-, le encarga una bala de madera, mientras contempla la idea de poner fin a su extendidísima existencia, desencantado de lo que hemos convertido al mundo los zombies (como se refiere cariñosamente a los humanos). No es coincidencia que Adam resida en Detroit, ciudad que es símbolo de viejas glorias, de una época donde la humanidad creía en grandes relatos y modelos ambiciosos de producción que se volvieron en nuestra contra, dejando todo en ruinas.

Eve, en cambio, se encuentra en Tánger, otro espacio híbrido pero de las culturas occidental y oriental. Allí se relaciona con el antes mencionado Marlowe, un encantador John Hurt con el que intercambia aún más encantadoras conversaciones sobre pasado y futuro de la humanidad y chistes sobre la verdadera identidad de Shakespeare. Más etérea que nunca y poniendo su androginia al servicio de la sensualidad, el personaje de Swinton percibe los problemas de su longevo esposo y le hace una visita.

Swinton y Hiddleston parecieran conocerse hace tantos siglos como sus personajes. Manejan a la perfección los tiempos y el tono del otro para complementarse como lo hacen el optimismo y serenidad de Eve con la desesperanza y exaltación de Adam. Deberían actuar juntos en absolutamente todos sus próximos proyectos. Y dirigidos por Jim Jarmusch, quien utiliza a sus vampiros para recorrer no sólo a la Detroit post crisis y la (desde su cámara, invitadora) desolación de varios de sus rincones, si no también explorar las relaciones y las pasiones en el tiempo, bajo la excusa de la inmortalidad de sus protagonistas. Desde la visión de un melómano y referente compulsivo de productos culturales como lo es el director de Coffe and Cigarettes, obviamente la forma de vivir y, fundamentalmente, sobrevivir a la eternidad es desarrollando una pasión que lleve a consumir ávidamente (quizás más que a las bolsas de sangre de las que se alimentan) expresiones creativas: en el caso de Adam música y ciencia, en el de Eve, libros. El amor eterno a algo y a un otro es lo que los hace perdurar, a la distancia y en la cercanía.

No en vano la banda sonora a cargo de Sqürl (liderada por el mismo Jarmusch) recuerda por momentos a la viola de John Cale y la guitarra deLou Reed. Como la canción de la Velvet Underground, la película pareciera manejarse en movimientos de espirales (como los recorridos nocturnos de sus protagonistas), al mismo tiempo concisa en su tema pero tomándose el tiempo para la dispersión, jamás aburriendo. Jarmusch busca una cierta belleza, sin embargo, no cae en el preciosismo; su film podría ser perfectamente un producto diseñado para atender cada necesidad de referencias de un público ABC1 obsesionado con la cultura pop, pero la calidez con la que retrata a sus personajes la convierte en una de las grandes historias de amor de esta década.

OLLA en Argentina

Fuente: Función Agotada

Un comentario en “Only Lovers Left Alive (2013)

  1. Vaya que hasta ahora toditos los comentarios sobre esta notable película la describen como apasionada, sombría, con profundidad en los sentimientos, nadita parecido a los marrachos de Crepúsculo , los Diarios de vampiros, etc, dirigidas mas que nada a adolescentes y adultos con cerebros de pajaritos. Espero con ansiedad ver a Tom, Tilda, Mía y a los demás buenos actores en esta celebrada película.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s