Mis movies del 2014

No me gustan los rankings pero, meh, lo acepto: este año sí tengo una lista ordenada de preferidas.

Concepción Moreno / El Economista

x-men2

No veré el tráiler de la nueva cinta de Star Wars. No, no, no. El 2015 será el año de JJ Abrams y su visión de Star Wars y yo, como fan-muy-fan y también como crítica, he decidido que mi experiencia ante el Episodio VII debe ser lo menos saturada posible y, sí, pura para sentirme en libertad total para decidir si es una basura o una genialidad.

Aja, eso será el 2015, el año de Star Wars, lo veo venir. Pero no nos adelantemos al futuro, que es tan traicionero (¿dónde está mi patineta voladora, eh, McFly?) y acompáñenme a ver unas películas.

El cine del 2014 me gustó. Mucho sleeper, como le dicen en Hollywood a esas películas que sin hacer ruido se vuelven un éxito. O tal vez no un éxito, tal vez no vendieron muchos boletos, pero sí son un triunfo.

Dos advertencias: vi poco cine mexicano. Tengo la sensación de que fue un mal año para nuestro cine en términos de calidad (mi peor película del año es, después de todo, una mexicana) pero no puedo ser terminante al respecto. Y dos: incluyo en la lista una película del 2013, El lobo de Wall Street, porque se estrenó en enero del 2014 en México y porque de todas las del Óscar fue mi preferida.

No me gustan los rankings. Pero ahí les van en cierto orden mis favoritas del 2014.

00_xmen

X-Men: Días del futuro pasado

Parecía difícil que una cinta de verano le hiciera justicia a la aventura más emblemática de los X-Men, pero Bryan Singer logró una cinta divertida, conmovedora y, raro en el cine de acción, elegante.

01_guardianes

Guardianes de la galaxia

Hablando de sorpresas. No esperaba nada de esta adaptación de un cómic secundario de la familia Marvel y miren: no sólo es una película emocionante y chistosa, también tiene corazón (en forma de Walkman). Tiene el soundtrack del año, además.

Guten tag, Ramón

Una fortuna para el cine mexicano que cada vez haya más obras como ésta de Jorge Ramírez-Suárez, que verdaderamente busca entenderse con el público sin aleccionar ni provocar a lo vandálico, sino sólo contar un buen cuento. Y le fue excelente: juntó más de 1 millón de espectadores.

02_empezar

Empezar otra vez

Bonita, bonita, bonita. Esta historia sobre música y regresar a lo fundamental desgraciadamente pasó con poca fortuna por la taquilla; ni los nombres de Mark Ruffalo, Keira Knightley y Adam Levine pudieron levantarla. No importa, es una película tan adorable que es una de ésas que cada vez que la pasen en la tele la gente se quedará a verla y se preguntará por qué no la vio en el cine. Otro gran soundtrack.

03_suenos

Sueños de libertad

Para muchos críticos de cine internacionales es una de las 10 películas del año y brilló en Cannes en el 2013. Si no la han visto se perdieron de dos de las grandes actuaciones del año: Marion Cotillard como una inmigrante polaca recién llegada al Nueva York de principios del siglo XX, y Joaquin Phoenix como el hombre que la destruye. Brutal.

09_alfilo

Al filo del mañana

Miren, Tom Cruise es al mismo tiempo el actor más sobrevalorado y el más despreciado injustamente. Mucha gente le huye nada más por inercia, por ser demasiado mainstream y por estar chalado. Y sí, pero también es un tipo inteligente y sabe escoger sus proyectos. Gran ejemplo es ésta, una comedia de ciencia ficción futurista que fue un fracaso pero también uno de los grandes placeres del año. Vean a Cruise morir de decenas de maneras y traten de no reírse y sentirse totalmente seducidos.

Magia a la luz de la luna

Oigan, Woody Allen todavía lo tiene. No es la mejor de su última y brillante década, pero Emma Stone entrega una actuación sólida como una vidente legítima -o fraudulenta, usted decida. Y Colin Firth tiene las mejores líneas que pueden dársele a un pesimista. A very unhappy man. I like him.

olla2

Sólo los amantes sobreviven

Justo cuando parecía que el género de vampiros ya había sido destrozado por Crepúsculo viene Jim Jarmusch a decirnos que todavía hay esperanza para el gótico. La monumental Tilda Swinton y Tom Hiddleston son dos amantes eternos que sintetizan la decadencia de la cultura occidental. ¡Rock and roll!

David Bowie: Five Years

David Bowie es el verdadero héroe de las mil máscaras. Imposible descifrar su carrera en una hora. ¿O no? Este fantástico documental de la BBC (disponible en Netflix) toma cinco años claves en la carrera de Bowie para entregárnoslo en estado puro. De Ziggy Stardust al figurín bronceado que nos ordenaba bailar bajo la luna en los 80, Five Years es una degustación completa del genio de Bowie y de sus más cercanos colaboradores.

08_birdman

Birdman

El Negro González Iñárritu ha cometido pecado tras pecado cinematográfico. La mayor parte de sus obras son adefesios, pero la redención es posible sobre todo si se recurre a Raymond Carver, Michael Keaton y una visión total, íntima, del mundo del teatro. Dicen que va a arrasar con los Óscar. Predigo dos: Keaton y, sobre todo, Edward Norton. ¿Lubezki? Puede ser, aunque su experimento de filmar toda la cinta en plano-secuencia es algo cansado. Y ojalá no se vaya sin reconocimiento el excelente diseño de sonido de Martín Hernández, que de verdad logra transportarnos al interior oscuro y vibrante de una función teatral.

07_workers

Workers

Otra cinta que pasó debajo del radar del público, y qué lástima. Esta cinta del salvadoreño José Luis Valle es sardónica y desgarradora: no hay justicia para los trabajadores en México (aunque la historia podría contarse en cualquier parte del mundo). Cuando se le paga mejor a un french poodle que a una trabajadora doméstica de décadas, ¿qué queda? El sabotaje hormiga, la rebelión en corto, miles de maneras desesperadas de emanciparse. Qué odiosos son los perros mimados, por cierto, mátenlos a todos.

El lobo de Wall Street

No ganó el Óscar pero no me importa, para mí ninguna película de Hollywood en el 2013 (les digo, la estrenaron en el 2014 acá) fue tan deliciosa. Tres horas que se inhalan como pase de coca. ¿Decadencia del capitalismo? Leo Dicaprio como Jordan Belfort es un símbolo de que la avaricia es, también, una adicción. Si salieron de la sala con ganas de aventar enanos y hacerle a la transa financiera, cuidado: son de los míos.

05_injustos

El último de los injustos

Éste es un documental que no sólo es importante en términos cinematográficos sino también éticos, políticos e históricos. Claude Lanzmann, realizador de Shoa, la más exhaustiva investigación sobre el Holocausto, usa material de su archivos para contar la historia de Benjamin Murmelstein, uno de los líderes de los llamados Consejos Judíos creados por los Nazis para engañar al mundo sobre la Solución Final. Murmelstein emerge como un héroe que salvó a miles de judíos del exterminio en el gueto de Terezín, pero también como un hombre en una terrible encrucijada moral: la vida de esos miles o la muerte de millones. Sí, el último de los injustos.

06_relatossalvajes

Relatos salvajes

La recuerdo y me retuerzo de gusto. Seis historias, cuentos más que cortometrajes, que llevan en común historias de revancha contadas con el humor más renegrido de todo el año. El argentino Damián Szifrón, recuerden su nombre, escribió y dirigió una joya redonda, espléndida: ninguna de las historias desluce. Todavía está en el cine: corran ya. Reirán porque todos llevamos bestias en el corazón.

Interestelar

La belleza no sólo es simetría, también es riesgo. Eso dije en mi reseña de Interestelar y hoy, a meses de distancia, lo sostengo: ninguna película me pareció tan bella como esta aventura sci-fi de Christopher Nolan sobre la grandeza de la visión humana. Cierto, la película muerde más de lo que puede masticar; pero eso es parte de su danza, ese intentar y fallar y volver a levantarse como una centella. En términos personales, Interestelar retrata de manera muy cercana mi perspectiva del mundo. Llámenme ingenua.

04_granhotel

El gran Hotel Budapest

Si Interestelar me pareció la cinta más bella, El gran Hotel Budapest de Wes Anderson me pareció la más satisfactoria. Qué digo satisfactoria: ¿qué se dice de un niño que vitorea en el cine, alzando el puño en el aire porque sus héroes triunfan y él con ellos? Eso es El gran Hotel Budapest, una comedia que se desliza a veces en cámara lenta, a veces como trineo en tobogán, y cada vez alcanza notas perfectas. Ralph Fiennes y Tony Revolori: me arrodillo ante ustedes.

La basura del año: El crimen del Cácaro Gumaro. Hemos llegado al fondo de esta lista. Y así, hasta el fondo, donde nadie la vuelva a ver, en la inmensidad del olvido, debe quedarse El crimen del Cácaro Gumaro, de Emilio Portes, un vehículo para Andrés Bustamante que se estrella a 1,000 por hora contra una pared de titanio. Verdadero desastre que no arranca ni una sonrisita, una razón para seguir desconfiando de nuestro frágil cine comercial.

 

Fuente: El Economista (México)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s