Guillermo del Toro: Todo lo que necesitas saber sobre ‘Crimson Peak’ [Entrevista]

Por Perri Nemirofl

Guillermo del Toro es un tipo increíble. En este punto, he estado en una gran cantidad de sets y nunca había visto ningún consejero con un entendimiento tan profundo de todos los detalles acerca de la producción, ya sea un apasionado de todos estos o no, y luego ser tan encantador de compartir todos y cada uno de ellos con un grupo de periodistas visitantes. Por lo general, tienes suerte de hacer 30 minutos con un director. Del Toro, sin embargo, se habría quedado con nosotros todo el día si pudiera, e hizo que mi viaje al set de Crimson Peak fuera memorable.

La película está protagonizada por Mia Wasikowska como Edith, una joven mujer que se cruza con dos hermanos de Inglaterra, Lady Lucille Sharpe y Sir Thomas Sharpe (Jessica Chastain y Tom Hiddleston). Charlie Hunnam como el Dr. Alan McMichael, quien ha tenido un ojo en Edith desde hace bastante tiempo, así que cuando Edith se dirige fuera de la ciudad con Thomas, no está my feliz al respecto. Sin embargo, el corazón roto de Dr. McMichael es la menor de las preocupaciones de Edith, porque poco después de llegar a la casa de los Sharpe, ella se da cuenta de que algo no del todo bien va con el lugar.

Ya en marzo, tuvimos la oportunidad de visitar el set de Crimson Peak, instalado en Pinewood, Toronto de Legendary Studios, y mientras que no podemos dar todos los detalles de nuestra visita por el momento, somos capaces de compartir lo que hemos hablado con Del Toro mientras pasábamos el rato en la casa de sus sueños, la gran mansión de tres pisos, que es la casa Sharpe, construida en el estudio de sonido de Pinewood. Mantengan un ojo con nosotros para mayor informe de nuestra visita al set, que incluye entrevistas con Chastain, Hiddleston y Hunnam en un futuro cercano. La película será estrenada el 16 de octubre de 2015 a través de Estudio Universal.

Crimson Peak fue originalmente destinado a ser una película mucho más pequeña: “Esto fue escrito en el 2006. Cuando lo escribimos en el ’06, hubo intención de hacerla una película más pequeña en un edificio encantado. Y yo realmente quería que la casa fuera un personaje. Les dije: ‘Voy a producirla, pero si  quieren que la dirija, tengo que construir una casa. La idea de la casa estaba en el guión, pero la evolución del diseño es más grande y diferente de lo que es ahora”.

Es en parte una historia de amor, en parte historia de fantasmas y más: “La razón por la que me atrae este asunto es que cuando termina una historia, empieza la otra, ¿sabes? Igual que, en mi opinión, cuando una buena historia de amor fluye, la historia de fantasmas entra en acción, y entonces la historia psicológica arranca, ¿sabes? Así que mi esperanza es no hacer un romance gótico lineal. Quiero hacerlo fuerte, es diferente. Pero no quiero hacerlo exactamente a la forma en que se ha hecho. Quiero traer cosas diferentes”.

¡Este plan de rodaje es fuerte! “Es en 68 días. Pacific Rim fue en 100. Hellboy 1 eran 135. Fui para The String, rodando 76/78 minutos en 20 días. Así que salí de allí diciendo, ‘¿68 días? ¡Fantástico!”

¡Este presupuesto es apretado! “Con tal de que el presupuesto se vea más grande, significa que se siente con mayor fuerza. Se siente más pequeño con el fin de parecer más grande porque estamos literalmente diciendo: ‘No podemos romper esta barandilla dos veces porque no tenemos dos barandillas” [Risas] “O, por ejemplo, tenía seis lápidas hechas para tres escenas en un cementerio y las hice doble vista, hicimos un trabajo de pintura de este lado y otro al otro para poder darle la vuelta y volver a utilizarlo”.

Del Toro tuvo que intercambiar la libertad financiera por la libertad creativa. “Bueno, ya sabes, una vez que digo que esto es un proyecto clasificación R, yo quiero que sea una R, grabarla como una R, ¿sabes? Si por algún milagro de los milagros que conseguimos algo más, dios bendice, pero decir qué quiero para rodar con la libertad, entonces el estudio me ve y dice: ‘Tienes que hacerlo para este presupuesto y su trato no es una oferta. Vas a tener que tomar una u otra’ y pues uno va: ‘Bien. No es un problema’. Obtener toda la libertad creativa y todo el dinero es A) raro y B) no es deseable. Creo que conduce a la locura… Creo que parte de hacer películas es estar lidiando con las restricciones de libertad o las restricciones de presupuesto, y prefiero tratar con restricciones de presupuesto. ¿Sabes lo que estoy diciendo? Es mejor sentirse libre dentro de cualquier presupuesto”.

Rodar en Toronto era vital. Era una prioridad para del Toro mantener intacto su equipo. “Creo que realmente me encanta la idea de trabajar con la gente que conozco. Al igual que mi tripulación, lo sé perfectamente. Quiero decir, una gran parte de mi tripulación es la tripulación que tenía en ‘Mimic’. Dan Laustsen, el director de fotografía, es mi director de fotografía de ‘Mimic’. He conocido a Gilles [Corbeil], el hombre de Steadicam, el primer operador de cámara, desde 1996, y con quien he hecho ahora cuatro proyectos. Y, sabes, hay una taquigrafía y sentido muy, muy ligero de espíritu en el set. Cuando vas a un país nuevo, que lo he hecho mucho, tengo que reiniciar con todos ellos. Por ejemplo, todos los pintores, los yeseros, los constructores establecidos, los conozco; esto es para hacerles saber que aprecio lo que hacen, para que se enorgullezcan de ello. La diseñadora de vestuario, las costureras, algunas de las cuales estaban con nosotros en ‘Pacific Rim’, es necesario traer todo esto. Y creo que es cómodo para mí decir que puedo hacer que el presupuesto se vea mucho más grande en un lugar donde sé que a la tripulación puedo estimularlos a crear, a sabiendas de que son importantes, ¿sabes? Así que era importante para mí estar en Toronto”.

Conoce al Equipo Conceptual de Del Toro: “Tengo un grupo muy pequeño de diseñadores, igual que en todas las películas. Básicamente tenemos cuatro tipos de concepto, y [somos] los cuatro ‘los chicos concepto’ al lado de mi oficina y diseñamos todos los conceptos de arte, en el grupo central, cerca de seis meses atrás. Uno o dos de ellos se quedaron hasta que empezamos la fotografía y el diseño. Quiero decir, hemos diseñado toda escenografía que se construyó. Diseñamos todos los gráficos ya que, normalmente, en una película de época, muchas veces tiene problemas con los gráficos. Buscan cosas modernas y hechas, yo realmente quería que todo se sintiera auténtico por lo que preparamos un periódico sobre un asesinato que se hizo al estilo de los periódicos sensacionalistas de la década de 1800, con una sensación grabada. Tiene la sensación exacta de una propaganda de Jack el Destripador”.

Antes de la construcción de la casa en el set, el diseñador de producción, Thomas E. Sanders, hizo a Del Toro un
modelo de alta precisión de la misma:
“Normalmente, lo que hacemos es un trabajo en blanco con estos chicos y Tom, que es un diseñador fantástico. Él dijo, vamos a [Dibujar] todo. Y yo normalmente me voy más por los dibujos que a la obra en espuma. Y él dijo: ‘Tú sabes, sería genial si pudiéramos construir el modelo’ y, sabes, la diseñó por valiente, sobre mí y sobre Ryan [productor], y esto y lo otro. Él trabajó con un jodido currículo vitae, y la casa es exacta. Es preocupante que tan exacta es, ya la verás”.

El Jefe y grupo de editores interviene en los diseños también: “Nuestro grupo de pintores y artistas, pintado los modelos de primera, terminó pintando un modelo más grande que el primero”. La casa oprimirá a los personajes más y más a lo largo de la película. “Lo que pasa es que la casa se vuelve más y más viva. Soy muy cuidadoso cuando introduzco la casa para presentarla como un único espacio, pero cuanto más nos quedamos en la casa, más invade a los personajes y la arquitectura”.

La casa se volverá más y más humana a lo largo de la película: “Esa es la progresión en la casa, la manera en que la casa empieza a respirar o a hacer resonancia, con Randy Thom, nuestro diseñador de sonido, y el modo en que suena la casa es cada vez más humano a cómo avanza la película”.

La casa se desintegra, literalmente: “Lo que dije. Es decir, tenemos que lograr que la casa se sienta como un organismo. Había una línea, que ya corté en la sala de edición, donde dice que se establece como un animal y se va volviendo loca poco a poco. La casa en el guión y en la película tiene ciertas características que la hacen parecer [como] un organismo vivo, y que está en descomposición. Está sentada en medio de un campo, pudriéndose. Así que sabíamos que la parte superior [el cobertizo] debía ser una de las partes más degradadas de la casa. El fondo y las áreas donde se le reciben a los visitantes, están en mejor estado”.

La madre de los Sharpe es responsable de todo, pero sólo aparecerá en la película en un retrato que cuelga en la sala de estar: “Ella es culpable de todo lo que pasa”. Habla de la pintura real, del Toro explicó: “La foto de la dama fue tomada por la hija de David Cronenberg y eso es lo que hemos sacado la luz”. Y añadió: “Se trata de un pose muy típica de un retrato terrateniente en el estilo victoriano. El amuleto en el cuello es el amuleto que era de mi abuela, y es el amuleto en ‘El espinazo del diablo’, en el personaje de Marisa Paredes, y es ahora es el amuleto que en Jessica se desgasta. Y el anillo en su dedo [es] el anillo que Tom da a Mia como un anillo de compromiso cuando van a casarse”.

La casa dispone de un ascensor que funciona. “Me niego a hacer el ascensor con pantalla verde. Quería que los actores realmente fueran desde la parte superior a la parte inferior… Literalmente, pesamos la cámara, la cámara estable, la lente más pesada, el botón de enfoque, la actriz y el perro, y eso es todo. Porque, ya sabes, para montar una escena se necesita de cuatro a cinco personas, por lo que no podíamos correr el riesgo de estropearlo. Así que teníamos la regla de que nadie puede usar el ascensor para divertirse, esto lo hizo más jodidamente victoriano para mi [ríe]”.

Algunas de las cosas en la casa se van a casa con Del Toro: “Yo pago el 50% de las cosas y luego lo guardo. Cuando un objeto es demasiado caro para el estudio es, ¿cómo se dice? ¿Polémico? Les digo: ‘Voy a pagar la mitad, y luego me lo quedaré’ y así es como se construye la casa; en derroche, porque en realidad, cuando lo subastas, no se obtiene mucho… me quedo con el retrato, probablemente el balcón [Risas]. Estoy todavía tratando de resistir. La cresta, el autómata, el modelo de la máquina de Thomas, hay una máquina de vapor, un par de piezas de mobiliario y cuatro libros que he encontrado. Encontré cuatro libros en la biblioteca que me gustan”.

Del Toro describe bibliotecas en sus películas para obtener los libros necesarios para arreglar el set: “Describo las bibliotecas con el fin de explorar los libros que nos traen. Como en ‘Hellboy 1’, tengo una colección de la revistas de The Strand”.

¿Qué tipo de sustos se puede esperar? “Hay un par de momentos fuertes que son muy, muy gráficos, pero se hacen sólo para puntuar, ¿sabes? Recuerdo que cuando presenté ‘El Laberinto del Fauno’, alguien me dijo: ‘Sabes, la película tendría mucho más dinero sin la escena de la botella’ y yo dije: ‘Sí, pero no sería la misma película’, por lo que esto es algo parecido. Igual, hay cerca de tres o cuatro momentos que te dejarán como ‘¡Ooh! ¡Eso es bueno!’. Eso es brutalmente agradable [Risas]”.

Lo que sabemos sobre los fantasmas de Crimson Peak: “Quería hacerlos con cámara. No quería fantasmas que se sintieran translúcidos. Quería fantasmas que estén allí. Es muy, muy peculiar y agradable… Hay básicamente dos o tres formas y están allí con los actores. Los actores se dan la vuelta y ahí está el hijo de p*ta”.

Doug Jones y Javier Botet son los fantasmas de Crimson Peak: “Son como la mitad de The Beatles en fantasmas. Y sus habilidades son diferentes. Literalmente, la manera en que realizan los personajes es tan diferente el uno del otro. Para mí hay ciertos movimientos que sé son de Dougie: ‘Eso es un movimiento Dougie’, digo. Son como patinadores sobre hielo, igual de artísticos. De repente miras que uno hizo un triple salto, puedes identificar ciertos movimientos. Javier es lo mismo. Una vez que conoces su estilo, hay ciertos ‘movimiento Javier’”.

Hay una tienda de monstruos en el set, pero está oculta: “Está súper oculta… Mi relación con alguna de las tiendas de monstruos es ir todos los días. Todos los días las reviso… Lo importante de este estudio es que puedo venir a la oficina, tengo el departamento de arte a mí alrededor y tengo a Tom en su camerino allí, y maquillaje acá. Todo lo puedo todos los días”.

‘Crimson Peak’ es la película más perversa de Del Toro al momento: “Bueno, los contrincantes son muy pocos en ello… Hay algo torcido en esta, y tiene algunas escenas de violencia que son bastante impactantes… No es de ninguna manera una ‘Ninphomania’ con fantasmas, eso sí [risas]”.

No hay teléfonos celulares durante el rodaje de ‘Crimson Peak’: “Me gusta estar sin teléfonos celulares porque cuando uno está mirando a un cast hoy en día, todo el mundo está haciendo esto… [Imita con un ademán el escribir en un celular]. Yo lo hago todo el tiempo, literalmente. Así que la regla comienza conmigo. No llevo el celular. De hecho, me olvido de cargarlo. Me olvido de cargarlo por días. Si alguien es sorprendido en el set utilizando un teléfono celular, la multa es de cinco dólares… Hoy es viernes de cinco dólares, así que sorteamos. El cast pone cinco dólares y su nombre, y luego pongo quinientos para reforzar la apuesta, y quienes pierden, pierden el dinero de olla [cena]”.

¿Hay alguna posibilidad de que la película podría post-convertirse a 3D? “No. Me encantaría convertirla. Me divertí a lo grande convirtiendo ‘Pacific Rim’, pero literalmente pregunté: ‘¿Vamos a convertir esto, así puedo grabar sin los elementos que eran difíciles de ‘Pacific Rim’, como el vapor y la lluvia? Lo dejaría que para el post [producción]’. Y me dijeron: ‘No, en realidad no’. Así que si quieren 3D, desde cuando pudimos haber terminado, pero para la entrega falta un año, por lo que estoy totalmente seguro que no podría hacer la conversión con cuidado. Para convertir correctamente, se necesitan más de 400 días”.

Del Toro edita a cómo va grabando: “Estamos y editamos al día. Hoy he editado lo de ayer, tendrías 60 minutos de película si la miraras ahorita”.

Del Toro trabaja en ‘The Strain’ mientras rueda ‘Crimson Peak’: “Todavía estoy supervisando las tomas de efectos visuales de ‘The Strain’ todos los días, hasta estos momentos. Es el señor X, así que no es tan difícil, pero me pidió Carlton [Cuse] que siguiera participando en la corrección de color en los episodios y el VFX, y el reaccionar de los diarios… Voy a grabar escenas adicionales para ellos este sábado. Si el director no está disponible, me voy con ellos y grabo su parte o voy con el director de la segunda unidad, camino en el set con él por la mañana. Voy tan lejos solo para poner sangre. Hay una escena en la que hay un montón de huellas de manos ensangrentadas, es mío. Dono la escena y todo eso. Y es como, literalmente, tomar unas vacaciones una vez al día. Es, literalmente, como una exhalación. No es más complicado; lo hace más divertido. Después de ir, regreso de nuevo a lo que estoy haciendo y lo veo de otra manera”.

¿Qué se aproxima para Del Toro? “Thomas [Tull y yo], estamos desarrollando ‘Pacific Rim 2’, estamos desarrollando un montón de cosas para ir con eso, estoy ocupado con ‘The Strain’, sé que tengo una pequeña película el próximo año porque la voy a financiar yo mismo [Risas]. Así que ya lo saben y eso es todo”.

¿Vamos a tener más variedad de reparto en ‘Pacific Rim 2’, ya que le fue tan bien en la taquilla nacional e internacional? “Bueno, lo que estábamos haciendo de todos modos era una película internacional. Tenemos a Mako, tenemos a Pentecost, tuvimos a los hermanos chinos, tenemos a los australianos, así que, ya sabes, todo lo que hacen es traer diferentes países de diferentes maneras. Tengo dos mexicanos ahora [Risas]. Así que me gusta. Estoy escribiendo dos mexicanos”.

‘Frankenstein’ es el proyecto sueño de Del Toro: “Me encantaría hacer ‘Frankenstein y la Novia de Frankestein’, o ‘Frankenstein’ a ciencia cierta; pero realmente, ‘Frankenstein’ ha sido- es un gran sueño. Donna [Langley] se me ha acercado un par de veces para empezar algo en ese momento y siempre estoy como… ya sabes, es como el proyecto de mis sueños, así que estoy un poco – Soy un pollo de mi*rda, ¿sabes? Cuando lo hago, tengo que hacerlo. Si hago ‘Frankenstein’, literalmente pararía todo, y me largo a un año sabático de tres años, sólo para escribir eso. No es algo que va a fluir solo, como una segunda naturaleza. Es mi libro favorito de la historia [Risas]”.

¿Tiende a dormir en algún momento, Del Toro? “Muy poco. Cuatro horas. El otro día me dormí ocho, ¡y me gustó! [Risas]. Ya entiendo ahora. Me quedo como: ‘Es por esto que la gente lo hace’. Fue realmente bueno”.

Estén atentos para más de nuestra visita al set de ‘Crimson Peak’, tendremos más a medida que nos acerquemos al 16 de octubre 2015, el estreno de la película.

TRADUCCIÓN: Nina Castro

FUENTE: Shock Till you Drop

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s