¡Quint vio algunos besos en el set de la película del romance gótico de Guillermo del Toro, Crimson Peak! (Segunda parte)

Por Quint 

Mientras le estaban dando vuelta a la cámara para una toma más cerca de Mia, Guillermo y yo hablamos sobre algunas sobre algunas cosas. Empecé con Haunted Mansion porque esa es una obsesión particular mía. Le pregunté cómo iba la película. Tengan en mente que esto fue el año pasado, pero dijo en ese momento que acaban de recibir un borrador del guion que era bueno, pero todavía no lo suficiente y que no iban a moverse hasta que estuviera prefecto.

Guillermo es uno de los pocos humanos en el planeta que aman esa atracción de Disneylandia más que yo, así que entendía lo serio que se lo está tomando. “Estoy nervioso por la película,” le dije “No de que tú vayas a hacer una mala película, pero de que vayas a hacer una película tan buena que ellos vayan a cambiar la atracción.” La Casa Embrujada es una de las atracciones de Disneylandia más consistentes y se me rompería el corazón si la sometieran a un cambio profundo. Estoy asombrado de que sólo hicieran el cambio de Nightmare Before Christmas en temporada.

Fue por este momento que me di cuenta de que además del título y del elenco no sabía nada de Crimson Peak por lo que le pregunte. Dijo que el filme es un verdadero Romance Gótico del tipo de Jane Eyre y Rebecca, pero fue rápido en señalar en que fue jugar con sus fetiches personales tanto como en Pacific Rim sólo que en lugar del manga le hace cosquillas a su gusto por el romance gótico de la era Victoriana.

Fue rápido en resaltar que aunque Pacific Rim y Crimson Peak tenían que ver con sus fetiches, en cuanto al tono y a la historia, esta película es su primera película española en el idioma inglés, refiriéndose a que comparte más ADN con filmes como El Laberino del Fauno y El Espinazo del Diablo que con Hellboy.

En el close up de Mia, Guillermo marcaría el tiempo en el que ella accidentalmente se mancha la frente con la tinta, con el chasquido de sus dedos. También captaron su visión del caballero mayor que entraba en la habitación. Mostrando que yo nunca sería un buen director, pensé que Wasikowska había hecho un gran trabajo en las primeras tomas, pero Guillermo le dio algunas notas. Él quería que ella se sorprendiera más, como que la había encontrado haciendo algo cuando el hombre entró. “Tú estás como, ‘¡Oh diablos!”

En la siguiente toma Wasikowska pasó de estar lo suficientemente bien para bobos como yo a estar de maravilla. Actúo sorprendida, pero había un tic de una sonrisa forzada de bienvenida en las comisuras de sus labios, mientras lo saludaba. El momento súbitamente tuvo una chispa de personalidad que yo no había notado que faltaba antes.

Me pareció que ahora era buen tiempo para preguntarle a Guillermo sobre el contexto de la escena que estaba viendo desenvolverse. Dijo que Edith Cushing había visto el fantasma de su madre cuando era una niña y ahora es una escritora tratando de ser publicada. Ah, así que eso era lo que estaba escribiendo y parece que ese hombre fresa/rico es un editor. La siguiente parte de la escena era el editor hojeando la novela mientras ella está sentada pacientemente al otro lado del escritorio, pero eso requería un mayor giro, así que me dio tiempo para molestar a Guillermo sobre la película.

Saqué el tema de la hermosa iluminación… que era muy cálida. Asumí que era para posteriormente hacer un contraste duro con el escalofriante Allerdale Hall. Guillermo dijo que la iluminación siempre es importante, pero especialmente en una película como esta, que ha sido un reto porque él insistía en la clasificación R. Eso quiere decir que está trabajando con un presupuesto menor que si estuviera haciendo la misma historia para la clasificación PG-13, lo que a su vez significaría menos días de filmación.

Por la especificidad de la iluminación hay ciertas tomas donde no pueden usar dos cámaras porque la iluminación sería perfecta desde un ángulo, pero luciría terrible desde el otro.

Una de las cosas que hizo para ahorrar dinero fue filmar todas las escenas VFX al principio de la filmación. La forma en que lo explicó fue que entre menos tiempo tienen las casas VFX para volver una toma digital cobran más, así que entregando desde antes las tomas con las que tiene que trabajar más provecho le sacan a su presupuesto VFX.

Por supuesto que eso quiere decir que cada una de las tomas VFX son cortadas como aparecerán en el filme, así que Guillermo literalmente edita cada secuencia que filma mientras filma. Lo vi dando notas a su editor después de cada escena y cortarían la escena que acaban de filmar mientras el equipo preparaba el siguiente ángulo. Dijo que el día después de que terminen de grabar prácticamente tendrán la película editada. No sería tan ajustado como la película que se estrenará (calculaba que entre 10 y 15 minutos serían cortados de esa versión), pero sería mucho más cercano al producto final que el montaje de edición estándar.

Le pregunté a Guillermo algunos consejos para un novato de los romances góticos novelados y me recomendó dos libros: Tío Silas de Joseph Sheridan Le Fanu y Historias de Fantasmas de un Anticuario por M. R. James. Estoy apenado de decir que no los he leído todavía, pero si procure conseguir copias digitales de los dos y los tengo en mi lista.

El siguiente set up era un plano general que lentamente empujaba a Mia y al Sr. Jonathan mientras el editor leía el manuscrito a mano.

“Una historia de fantasmas. Tu padre no me dijo que fuera una historia de fantasmas.”

“No es una en realidad. Es más una historia con un fantasma. Verá, el fantasma es una metáfora.”

“Una metáfora, por supuesto.”

“Para…para el pasado”

“Muy buena letra. Unas curvas muy seguras. Miss Cushing, ¿cómo está su padre? Espero que con buena salud.”

Es en este punto que Edith se da cuenta que el editor no tiene intención de hablar seriamente sobre su libro y sólo está haciéndole un favor a su padre. Obviamente está leyendo por encima las páginas al principio de la escena y hasta deja de hacer eso mucho una vez que le empieza a preguntar a Edith sobre su padre.

Una vez más, Mia le dio al clavo con su reacción. Podías leer una gran decepción y una silenciosa resignación en su cara sin hacer muy obvio que estaba molesta.

La única vez que hable con Mia fue inmediatamente después de esta escena mientras el equipo estaba preparando otra toma. Ella ser acercó a hablar con Guillermo y me tuvo a mi como un bonus. Fue la primera, pero extrañamente no la última persona ese día en el set en preguntar si era el hermano de Guillermo. Anticipo que habrá menos casos de personas que piensan que me parezco a Guillermo ahora que me hecho una cirugía Lasik y no usó lentes con un armazón parecido, pero en esa visita fue un poco chistoso cómo los extraños asumían que estaba cercanamente relacionado con él.

Realmente no hablamos mucho de la película, sino fue más bien sobe las ciudades que escogimos. Ella vive en Sidney y yo en Austin, así que hablamos un poco sobre cada ciudad antes de que se la llevaran a hacer una entrevista oficial con Tom Hiddleston.

Ahora, aquí es cuando espero que las legiones de fans de Tom Hiddleston (tanto hombres como mujeres) realmente me empiecen a odiar. He sido afortunado en estar en mesas rondas con Hiddleston en visitas al set de Los Vengadores y Thor 2, pero nunca había estado con él uno a uno. Sabía, sin embargo, que tiene un talento particular para dar respuestas muy bien pensadas y con profundo significado sin hablar realmente sobe detalles específicos de la historia, lo que hacía que las entrevistas en el set de las películas de Marvel fueran tan perfectas.

Sabía que sería un buen conversador, pero no sabía que interesante iba a ser esta entrevista uno a uno.

El publicista me llevo a su trailer, tocó y con medio vestuario puesto, Tom Hiddleston abrió la puerta. No bromeo, su camisa de encaje estaba abierta y moviéndose con el viento lluvioso de Toronto como en una portada cursi de un romance de Harlequin.

Con una cálida sonrisa me invito adentro de su trailer que olía mucho al incienso más agradable que jamás ha llegado a mi nariz. En ese momento sentí el peso de la envidia de como dos millones de mujeres (y hombres también…es el año 2015) aplastándome.

Los gabinetes en su trailer estaban llenos de fotos de referencia de personas de la era Victoriana, la mayoría del tipo alto, oscuro y guapo, lo cual es mucho como su personaje en esta película. Señaló una de esas fotos, obviamente tenía como 100 años y dijo que era la primera selfie que se tomó. Después me ofreció una botella de agua y nos sentamos a discutir su papel en la película.

Fuente: Ain’t it Cool News 

Traducción: Diana

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s